Correr bajo regla

1

 

@francamessina

Muchas amigas me preguntan si la menstruación influye en nuestro rendimiento como corredoras. Algunas sienten que disminuye la energía y limitan sus entrenamientos, otras incluso dejan de correr durante esos días. Pero tengo noticias de que dependiendo del momento del ciclo menstrual podemos ser más eficientes para hacer velocidad o carreras largas. También supe que correr puede ayudarte a disminuir los malestares típicos.

El ciclo menstrual se divide en tres fases. La fase folicular abarca desde el primer día de la menstruación hasta el día 13. En esta fase tenemos bajos niveles de estrógenos. Justo antes de la fase de ovulación, que ocurre alrededor del día 14, los niveles de estrógenos aumentan. La fase luteica abarca desde el día 15 hasta que el primer día de la menstruación (día 28), y los niveles de estrógenos se mantienen moderadamente altos y estables.

Los estrógenos influyen en el tipo de energía que utilizan los músculos para movernos. En la fase folicular (niveles más bajos) favorecen la utilización de energía rápida. Cuando los niveles de estrógenos aumentan, el metabolismo recurre a las grasas para conseguir energía con más facilidad y se reserva el glucógeno muscular.

 

Por tanto, puedes programar tu entrenamiento de acuerdo con tu ciclo menstrual. Al final de los días de la menstruación te notarás llena de energía y te resultará más fácil entrenar velocidad y realizar series de alta intensidad durante tiempos cortos. En cambio, te costará más trabajo hacer carreras lentas o entrenamientos largos. Durante la ovulación y la fase luteica, los niveles más elevados de estrógenos te harán sentir más apagada, pero facilitarán los entrenamientos de larga duración. Esto no quiera decir que no puedas correr rápido durante la fase luteica o correr largas distancias durante la fase folicular, puedes hacerlo pero te costará más y la recuperación podría ser más lenta.

 

Durante los primeros días de la menstruación, puede bajar el rendimiento

Está demostrado que cualquier tipo de pérdida de sangre provoca disminución de hemoglobina, por lo tanto disminuye el transporte de oxígeno en nuestro cuerpo (fundamentalmente a los músculos).

Además está científicamente comprobado que durante la menstruación aumenta la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, la fatiga y la excitación del sistema nervioso donde se pone de manifiesto la apatía o la irritabilidad, y si a esto le sumamos la pérdida de sangre comentada anteriormente, estamos ante un importante factor que puede influir en nuestro rendimiento.

Ahora bien….¿y el malestar?

La menstruación no tiene por qué suponer una interrupción del entrenamiento. Los cólicos, el intenso flujo y el dolor de senos pueden desaparecer con la carrera. El deporte es una de las medicinas más eficaces para eliminar todo malestar menstrual.

Hacer ejercicio durante la menstruación es bueno porque se liberan endorfinas, consideradas nuestros opiodes endógenos, que pueden ayudar a disminuir los dolores y la inflamación.

Con el flujo, la recomendación es el uso de tampones tamaño super y recordarte de cambiarlo con frecuencia.

 

 

Compartir

Sobre el Autor

Asesora de Imagen Lic. en Comunicación Social con amplia experiencia en Comunicación Corporativa y Marketing Communication. Actualmente, ofrece servicios de Asesoría de Imagen y Personal Branding. Empezó con tres hernias discales y sin experiencia deportiva, siendo la gordita de la casa y del colegio durante muchos años, hasta que comenzó a correr. Ha culminado ocho maratones y cientos de carreras de 10k. Es muy femenina y preocupada por la imagen personal, temas que comparte con sus lectoras en SoyMaratonista.com

1 comentario

Dejar Comentario