Widgets Magazine

Relación entre el dolor de espalda y la mandíbula

1

¿Dolor de espalda? ¿De qué manera puede relacionarse el dolor de espalda con mi mandíbula y mi postura?

Nuestra columna junto con los músculos trabaja en conjunto y funcionan como una unidad biomecánica, es decir, que algún desajuste que se produzca a nivel inferior tendrá influencia sobre las estructuras superiores cuello, cráneo, mandíbula y viceversa.

En la postura corporal correcta la línea de gravedad pasa a través de los ejes de todas las articulaciones con los segmentos corporales alineados verticalmente cabeza, hombros, tronco y cintura pélvica; esto se traduce en una postura equilibrada dónde el gasto energético es mínimo. Cuando se produce algún cambio o desequilibrio en la mandíbula, por ejemplo, se activarán cadenas musculares y el cráneo cambiará de posición lo cual a su vez va a sobrecargar a la columna cervical y estas tensiones se transmitirán a toda la columna y en un intento por conseguir una adaptación se producirán malas posturas lo cual se traducirá en dolor de espalda.

Las actividades laborales y de la vida diaria también contribuyen a producir alteraciones de la postura que al perpetuarse en el tiempo producen desbalances musculares, por ejemplo, si su trabajo amerita que usted esté sentado varias horas frente al computador o monitor se empezarán a producir algunos cambios en la posición de los segmentos y estructuras blandas; su cabeza se irá proyectando hacia adelante ya que repetidas veces la aproxima a la pantalla , la posición de sus hombros también se modificará irán adoptando una postura llamada hombros redondeados y así sucesivamente todas estas tensiones se irán transmitiendo hacia la columna generando compensaciones, malas posturas y estrés mecánico.

Ahora bien, cuando hablamos de activación de cadenas musculares y las tensiones que se transmiten a través de ellas podemos clasificarlas en planos o grupos para una mejor comprensión e identificación de los síntomas. En un plano anterior y profundo del cuello tenemos a los llamados suprahioideos e infrahiodeos son músculos que en su mayoría tienen una relación anatómica directa con la mandíbula y a su vez con la articulación temporomandibular ( ATM), en un plano más superficial están los músculos vertebrales anteriores los cuales se encargan de flexionar el cuello; en la región posterior también ubicados en planos tenemos a los músculos cervicales posteriores cuya función es la extensión de cabeza y cuello y las rotaciones. Muy importante, el grupo de los músculos de la MASTICACION donde es necesario mencionar al MASETERO el cual tiene mucha influencia en los movimientos de la mandíbula ya que se inserta en su ángulo teniendo mucha actividad y es uno de los principales a tomar en cuenta a la hora de la evaluación clínica, estos músculos, los masticatorios, son responsables en un alto porcentaje de trastornos mandibulares ya que su constante tensión y acortamiento pueden desplazar la mandíbula ocasionando desajustes ; y no menos importantes los faciales y pericraneales; todos ellos bien sean de planos profundos o superficiales están sometidos a una constante acción y estrés lo cual los hace muy propensos a sufrir sobrecargas. Otro punto importante a tomar en cuenta, son los llamados patrones de perpetuación, que no son más que un grupo de factores que contribuyen a la instalación y permanencia en el tiempo de los síntomas, tales como, a) Tensiones mecánicas: asimetrías de miembros inferiores, abuso de acciones musculares, inmovilidad prolongada; b) Insuficiencias nutricionales: por lo general ocurren junto con el estrés mecánico niveles bajos de vitaminas B1, B6, B12, vitamina C, déficit de hierro, desórdenes metabólicos y endocrinos; c) y los temidos Factores psicológicos depresión y ansiedad a mí criterio los más difíciles de controlar.

Existen otras causas que pueden ocasionar y originar disfunciones cráneo-mandibulares como es el bruxismo, que se define cómo el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, lo cual hace que los músculos de la masticación estén en una constante tensión y cómo lo mencionamos anteriormente cualquier factor que modifique la posición de la mandíbula respecto al cráneo tendrá repercusión sobre toda la columna; problemas de maloclusión (que aún se investiga su relación directa), degenerativas, traumáticas y/o estructurales o anatómicas donde existan discrepancias antero- posteriores de la mandíbula como el prognatismo. Otras, neuralgias y procesos infecciosos ( otitis).

Como podemos ver, muchos son los factores y las causas que pueden originar alteraciones mandibulares, ahora bien, teniendo ya identificadas ciertas estructuras y entiendo un poco mejor cómo funcionan y de qué manera se relacionan entre sí podemos enumerar sus principales síntomas:

  • Dolor: puede irradiarse a cara, oreja, cabeza y cuello. También en la parte superior de la espalda incluyendo hombros.
  • Dolor de cabeza: cefaleas congestivas, de larga data, con sensación de presión en la región posterior del cuello.
  • Dolor de espalda: puede estar ubicado en cualquiera de sus segmentos cervical, dorsal o lumbar.
  • Rigidez: dolor a la apertura bucal y en la periferia a la articulación temporomandibular (ATM).

Si usted padece o ha padecido alguno de estos síntomas, busque a un especialista para evaluación y tratamiento y lo más importante asesoría y recomendaciones para mejorar y mantener una adecuada higiene de su postura, identificar y manejar los factores de riesgo y mejorar su calidad de vida.

Este tipo de disfunciones tienen una importante carga emocional y en estos tiempos de crisis que vivimos debemos buscar y hacer espacios para realizar actividades de disfrute que le permitan disminuir los niveles de ansiedad y manejar de una mejor manera el estrés. Trate de incluir al menos una vez a la semana alguna actividad deportiva y/o recreativa, retome el ejercicio y conéctese con el bienestar mental y físico; debemos recordar que lo que le sucede a nuestro cuerpo es un reflejo de nuestras emociones.

Así que, a ponerse en sintonía con lo que le gusta por su bienestar y calidad de vida.

Fuente: Travell y Simons. Dolor y disfunción miofascial.

Philip E. Greenman. Principios y práctica de la medicina manual.

Artículo: posture alterations and consequences to stomatognatic system. 2007. Universisdad de sao Paulo.

 

 

Compartir

Sobre el Autor

Fisioterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela.Áreas de desempeño: Fisioterapia musculoesquelética y entrenamiento de capacidades físicas para deportes de potencia y fondo. Experiencia en entrenamiento de capacidades físicas para artes marciales en niños y adolescentes.

1 comentario

  1. Muy interesante este valiente artículo.
    Como especialista en el tema de la boca, Médico estomatólogo y master en oclusión y postura desde el punto de vista kinesiológico me permito indicarles que la oclusión dentaria y su repercusión en las ATM es mucho más importante de lo apreciado ya que no tienen en cuenta la dinámica mandibular solo la estática sería lo mismo que valorar el estado del atleta parado o en la carrera.
    Esta visión solo lo tienen los especialistas de boca que tienen formación en Rahabilitación Neuro-Oclusal (RNO) o en Nuevas Patologías del aparato masticatorio. Sin esta formación es difícil hacer una valoración completa del paciente.
    Espero haberles sido útil con la explicación. Gracias.

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e