Widgets Magazine

Corredor: Cómo ahorrar en servicios de salud deportiva

2

Cuando corremos o realizamos una actividad física o deportiva solemos invertir mucho de nuestro tiempo y esfuerzo en la elección del equipamiento, en el caso del running prestamos especial atención a las zapatillas y otros aspectos relacionados directamente con la ejecución de la práctica. Sin embargo, como ya hemos mencionado en otras oportunidades son pocos los deportistas que piensan en los posibles gastos médicos en los que tendrán que inclurir, casi con toda seguridad, a futuro.

Las razones para que un corredor requiera la asistencia de un especialista en salud pueden ser múltiples y lejos de lo que se piensa no necesariamente están relacionadas con emergencias, accidentes o lesiones imprevistas. Muchos de estos servicios deberían ser chequeos de rutina y de medicina preventiva. Si bien en cierto que la mayoría de los corredores asistimos al médico o especialista cuando ya es tarde, en el running como en la mayoría de los aspectos de la vida, aplica la ya conocida máxima de prevenir para no lamentar.

Es necesario así incluir en nuestro presupuesto la realización de todas las pruebas y chequeos médicos previos al iniciar o continuar con un plan de entrenamiento para correr, así como en consabido chequeo anual.

¿Qué tipo de especialista médico o del área de la salud podría requerir un corredor?

Entre las especialidades médicas que podemos considerar que son las más visitadas por los corredores están:

Servicios de cardiología: El cardiólogo es el doctor en medicina encargado del corazón y sistema circulatorio.  El corredor que inicie su actividad deportiva  y dependiendo de su edad, factores de riesgo como ser fumador, sobrepeso, antecedentes de enfermedades cardíacas, entre otros, debe visitar un cardiólogo para la realización de una prueba de esfuerzo. Cinco de cada diez mil corredores presentan alguna anomalía cardiovascular y la mayoría ni siquiera lo sospecha.

Servicios de Fisiatría: los médicos fisiatras son los encargados de evaluar las condiciones músculoesqueléticas del atleta. Aspectos como la marcha, postura, debilidad de grupos musculares y en algunos casos pruebas de pisada son aspectos analizados por este especialista.

Servicios de medicina deportiva: El médico deportivo es un profesional de la medicina que estudia los efectos del ejercicio del deporte y, en general de la actividad física, en el organismo humano desde el punto de vista de la prevención y tratamiento de las enfermedades y lesiones. Generalmente realiza también pruebas de esfuerzo y mediciones de lactato entre otras pruebas especializadas.

Servicios de traumatología: el médico traumatólogo generalmente diagnóstica, trata, rehabilita y previene de las enfermedades y lesiones del sistema musculoesquelético; esto incluye huesos, articulaciones, tendones, músculos y nervios y a diferencia del fisiatra realiza cirugías en caso de ser necesario.

Servicios de podología: el doctor en podología es aquel encargado de prevenir, tratar y atender las dolencias del pie. En general los médicos podólogos no realizan cirugías mayores.

Servicios de fisioterapia: con la fisioterapia se pretende mediante la prescripción de rutinas de ejercicio específicas para atender o prevenir lesiones músculoesqueléticas. Generalmente llegamos a requerir del servicio de este profesional de la salud por prescripción del médico tratante sea deportivo, fisiatra o traumatólogo entre otros. El fisioterapeuta no es un doctor en medicina por lo cual no podrá recetar medicamentos o realizar manipulación de agujas o inyecciones.

Servicios de nutrición: los médicos o licenciados en nutrición forma parte fundamental del buen correr. No sólo nos guiarán en los requerimientos alimenticios para afrontar nuestro plan de entrenamiento sino que atenderán casos especiales como los de atletas diabéticos, hipertensos, con sobrepeso, vegetarianos, etc.

Otras áreas de la salud: Acupuntura, psicología o masaje deportivos.

¿Cuál es la mejor alternativa a la hora de afrontar los gastos de salud del corredor?

La manera de hacer frente a los gastos de salud asociados  a la práctica deportiva es personal y dependerá de la situación  de cada individuo. Algunas opciones a evaluar son:

No contratar ningún servicio de seguro: En esta modalidad la persona asume todo el riesgo asociado y afrontará con sus propios recursos cualquier consulta o eventualidad médica. De más está decir que es la menos aconsejada en caso de que queramos ser responsables en nuestra práctica deportiva.

Seguros con copago: En este sistema se paga una prima anual y una cantidad adicional dependiendo de la consulta o servicio a utilizar por parte del asegurado cada vez que haga uso del servicio.

Seguros sin copago: Aunque la prima anual es mayor, el asegurado no deberá realizar ningún desembolso adicional.

Seguros de salud baremados: Como alternativa a seguros de salud antes mencionados existen servicios baremados con una prima anual bastante baja que permite acceder a un cuadro de especialistas médicos con los que previamente la aseguradora ha negociado y ofrecen descuentos adicionales bastante atractivos.

El corredor precavido evitará muchos sustos e imprevistos a futuro. El correr requiere preparación y esta incluye sin duda también el área de la salud.

Compartir

Sobre el Autor

SoyMaratonista es un sitio de Internet especializado en maratón y carreras de calle que te ayudará a mejorar tu desempeño a través de la información más completa de entrenamientos, nutrición e hidratación, lesiones y mucho más. También puedes contactar a otros corredores y compartir experiencias.info@soymaratonista.com

2 comentarios

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e