Buscar

Actualizaciones Blogs

Actívate en 5 pasos y cambia tu estilo de vida

Compartir

En una oportunidad, una querida amiga y mi coach personal, me hizo una consulta:

“Por razones de salud quiero incorporar actividad física a mi rutina diaria. En algún momento fui muy activa practicando aerobics, karate y baile, pero no me gusta caminar o correr. Además quiero evitar el desembolso de dinero pagando un gimnasio”

También, Claudia es madre de dos hermoso niños y tiene una maravillosa familia de la cual hacerse cargo. Todo un reto esta consulta, sin duda alguna…

Adapta tu nuevo estilo de vida a tu rutina diaria.

Como Claudia, muchas personas quieren cambiar su estilo de vida. Hacen un primer intento, inscribiéndose en un gimnasio, se fijan la meta de ir todos los días y comienzan una dieta muy estricta. Al poco tiempo, se les complica ir todos los días al gimnasio por los niños, la casa y el trabajo. Sumado a eso, tienen que cocinar doble, la dieta estricta que comenzaron y la comida del resto de la familia. La situación se hace insostenible y terminan desistiendo. ¿Por qué? La respuesta es simple. Tenían toda la disposición, pero no adaptaron los cambios paulatinamente y de acuerdo a sus rutinas, sino que hicieron cambios extremos y traumáticos.

Siempre existen opciones a la medida de las necesidades de cada persona.

La manera mas efectiva para no caer en la alta tasa de deserción, es adecuarte a tus propias necesidades. Aquí les expongo los 5 pasos que diseñé para Claudia. Estoy segura que muchos de ustedes se verán reflejados en ellos:

1) Elige una actividad que te guste: esta es la clave para que te mantengas constante y no abandones el proceso, busca una actividad que te divierta y que no sea una tortura practicarla. Aquí algunos ejemplos:

¿Bailamos? Como te gusta el baile, te recomiendo los juegos de video de Zumba, (www.zumba.com) tienen para Wii y Xbox. Estoy segura que tus niños tienen estos equipos. En cada CD vienen 30 rutinas de baile para diferentes niveles y condición física. Es muy divertido e ideal para hacer en familia, tu esposo y tus niños pueden hacerlo junto contigo, así comparten y se divierten mientras queman calorías.

A saltar! en un espacio amplio en tu casa o en el patio, puedes colocar un trampolín como los que colocan en las fiestas de los niños. La inversión no es muy alta. Pensando en que puedas hacerlo con los niños yo recomendaría el que viene cerrado con una maya para más seguridad. También puedes optar por las típicas cuerdas que usábamos para saltar en el colegio cuando éramos niños, es una opción bastante económica y no te ocupa espacio.

Rétate! Puedes alternar o combinar la rutina de zumba o saltos con un sistema de entrenamiento funcional para fortalecer y tonificar tus músculos. Después de los 30 años comenzamos a perder masa muscular. Esto produce que nuestro metabolismo se debilite y comencemos a acumular grasa y peso. Son entrenamientos en circuito de 45 minutos promedio. Son intensos, variados, divertidos y los puedes hacer en tu casa o en un parque al aire libre. Las alternativas que más recomiendo son: Insanity o P90X (http://www.beachbody.com/). Te sugiero hacer una inversión pequeña de mancuernas de máximo 5 Lbs., ligas y FIT ball.

2) Busca el momento oportuno: es importante desde un principio establecer el momento del día que es mejor para ti, de acuerdo a tu rendimiento, tu condición física y tus ocupaciones. Mientras más realistas seamos con esto, más fácil será para ti crear el hábito. Mientras menos elementos distractores y saboteadores en el proceso, mejor. Una vez que consigamos el espacio adecuado, lo apartarás en tu agenda como cualquier otra de tus reuniones o sesiones. Para poder modificarlas hay que abrir un espacio de negociación.

3) Constancia es la clave: este plan tiene muchas ventajas: es más económico, se adapta a tus necesidades, te evitas traslados a otros sitios, es según tu conveniencia y puedes compartirlo con tu familia. Sin embargo, como todo, necesitas ser constante, comienza con tres veces por semana y luego vas aumentando los días de acuerdo a tus progresos y a tu disponibilidad.

4) 90 días para comenzar: Como ya he comendado en mis otros artículos, tener un plan es fundamental y 90 día en principio para ese plan, es ideal. Prepara un plan de 90 días que irá acompañado de metas específicas. Este es el plazo mínimo para dejar establecido un hábito en tu rutina.

5) No quiero perder peso, quiero… Muchas veces queremos perder peso, estar más activos o tener mejor piel, pero quizá esa sea la manera como expresamos nuestras verdaderas motivaciones, aquellas que nos mueven por encima de todo. Estas pueden ser: quiero ser más ágil para jugar mejor con mis hijos, sentirme más bella para mi esposo o estar sano para ver crecer a mis hijos. Busca tu verdadera motivación y escríbela, está te servirá como un motor poderoso que te llevará directo a tu meta.

Foto: Photos.com

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *