Buscar

Actualizaciones

 Adulto mayor y actividad física, evitando caídas

Compartir

Las caídas se han convertido en un importante problema de salud pública y además representan la segunda causa mundial de muerte por lesiones no intencionales donde los más afectada son los individuos mayores de 60 años. Los adultos mayores son una población muy vulnerable ya que debido al proceso de envejecimiento van a presentar alteraciones del equilibrio, la estabilidad, disminución de la fuerza así como también de la masa  muscular y de los reflejos osteotendinosos.

Una de las  causas de las alteraciones del equilibrio en el adulto mayor es degenerativa y es a consecuencia de  los procesos  de artrosis  que se producen en las articulaciones y los cambios morfológicos que sufren los tejidos blandos ya que en éstos ,  cápsulas articulares, tendones y ligamentos se encuentran parte de los receptores que se encargan de percibir  información que tiene que ver con las sensaciones de movimiento ( cinestesia) y que se deben activar para generar estrategias de equilibrio y balance las cuales estarán disminuidas por dicho proceso. De igual forma, existen otras estructuras que se encargan de percibir información cinestésica, el oído interno y el cerebelo y es muy  posible que algunos casos éstos también estén afectados, por eso es importante tomar esto  en cuenta a la hora de realizar el plan de ejercicios e incluir, por ejemplo,  ejecuciones con los ojos cerrados y sobre superficies inestables.

Ahora bien, considerando esto los objetivos en la prescripción  de ejercicios para el adulto mayor deben estar dirigidos a: reeducar el equilibrio y balance, mejorar la fuerza muscular realizando ejercicios resistidos con  mancuernas,  ligas, algunas máquinas y sistemas de poleas y el uso del peso corporal, mejorar la flexibilidad. De igual forma es necesario mejorar el sistema  cardiorespiratorio  incluir caminatas cortas en espacios abiertos, bicicleta estática o caminadora e incluso actividades en el agua como natación y ejercicios en piscina.

Las actividades deben iniciarse de forma muy progresiva, previamente realizados controles y chequeos médicos,  lo recomendable es cumplir con 2 ó 3 horas de actividad física moderada a la semana e ir aumentando  tanto en frecuencia como en intensidad.

Beneficios de la actividad física en el adulto mayor,  mejorar la estabilidad y el balance y estimular estrategias de equilibrio y así evitar caídas, mejorar condición cardiorespiratoria, mejorar el humor, disminuir el estrés y la ansiedad y sobre todo lograr adultos mayores independientes en sus actividades tanto  laborales como de la  vida diaria para garantizar una mejor condición y calidad de vida.

Fuente:

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/falls

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *