Buscar

Blogs Nutrición e Hidratación con Sandra Suárez

Algunos mitos en nutrición deportiva (1/2)

Compartir

Escrito por: Lic. Sandra Suárez

Lic. en Nutrición y Dietética/Magister en Nutrición Humana

En los próximos 2 artículos les estaré comentando algunos de los mitos más comunes entre los corredores y las personas que hacen deporte en general.

1) «Si haces pesas se endurece la grasa«. ¡Faaaaaalso! El músculo y la grasa son dos entidades separadas, si trabajas el músculo eso es lo que se tonificará o aumentará de tamaño en función de cómo lo estés trabajando. El problema está en que si la capa de grasa que tienes por debajo de la piel es muy grande, no verás el trabajo muscular si no que lucirás como un gordito, papeadito y durito. No tienes que esperar adelgazar para tonificar, simplemente te verás mejor cuando bajes la grasa corporal, ya que se notará la definición muscular.

2) Si entrenas con una faja, pierdes más grasa porque sudas más». ¡Faaaaaalso!. Muchas veces vemos gente entrenando a pleno sol con un traje de astronauta, forrados de papel plástico y con una faja para adelgazar. Todas estas estrategias pueden propiciar más calor local y hacer que sudes más; sin embargo, eso no contribuye con la pérdida de grasa corporal. Solo perderás agua y posiblemente, si no tomas líquido para ir recuperando las pérdidas, solo logres deshidratarte. Para que la grasa de tu cuerpo se «derrita por el calor» tendrías que cocinarla en un sartén y no creo que quieras llegar a ese extremo. Lamentablemente para estos practicantes, cuando entrenas de esta manera sólo lograras sentirte cansado más rápido, bajar la intensidad de tu trabajo y como resultado quemar menos kilocalorías que si entrenaras con ropa fresca y cómoda.

3) Mientras mas proteínas consumas, más músculo tendrás” ¡Faaaaaalso!. Es cierto que para aumentar la masa muscular necesitamos consumir una cantidad adecuada de proteínas; sin embargo, 1) si la dieta es insuficiente en energía, (proveniente principalmente de los carbohidratos y en menor grado de las grasas), 2) el trabajo muscular no es el correcto o 3) el descanso muscular es inapropiado, no se dará el aumento muscular, ni que te comas 20 claras de huevo, tres merengadas de proteínas y 4 lomos de atún al día. Cuando la dieta es adecuada en energía (kilocalorías) la cantidad máxima de proteínas que se puede aprovechar para el aumento de la masa muscular está alrededor de los 2-2,3 g/kg de peso corporal; una ingesta superior, solo será utilizada por el cuerpo como energía, (si la dieta es hipocalórica), ó se almacenará en forma de grasa corporal. Por otro lado, la ingesta excesiva de proteínas puede producir un deterioro renal y una sobrecarga hepática; además, puede subir los niveles de ácido úrico y colesterol. Unido a esto, cuando las dietas son muy altas en proteínas, la orina se torna ácida y eso favorece la pérdida de calcio y la consecuente osteopenia, de mantenerse por periodos prolongados. Finalmente, para excretar los productos de desechos provenientes de las proteínas, el hígado debe convertir el amoniaco en urea y luego el riñón debe excretar ese exceso de urea, por lo que estas dietas también favorecen la deshidratación

Sigue leyendo Otros mitos en Nutrición Deportiva (2/2)

 

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *