Widgets Magazine

Aprende a identificar los síntomas del ACV

0

Por: A Tu Salud

Atender cuanto antes los síntomas primarios de un Ictus o ACV puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. Más aún, supone una gran ayuda cuando se trata de consecuencias, pues cuanto antes se atienda al paciente mayor es la probabilidad de que se reduzcan las secuelas cerebrales funcionales.

En Venezuela al menos 31 personas murieron diariamente a causa de un ictus (Accidente Cerebrovascular o ACV, como también se le conoce), según las estadísticas de 2012 del Ministerio del Poder Popular para la Salud (últimas que se conocen). Posiblemente el número sea mayor en estos últimos años, ante lo cual vale la pena preguntarse ¿cuántas vidas hubieran podido salvarse si se hubieran detectado las señales a tiempo?

Si bien es cierto que hay mayores avances en la prevención de los factores de riesgo (hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, fibrilación auricular u otras arritmias) y los tratamientos para disminuir la tasa de mortalidad, todavía queda mucho por hacer en términos de educación para el reconocimiento de los síntomas y signos que alertan sobre la presencia de un ictus.

El doctor Mario De Bastos, médico neurólogo y Coordinador del Grupo de Trabajo en ACV de la Sociedad Venezolana de Neurología, refiere en una información facilitada por Bayer de Venezuela, que algunos de los síntomas a los que hay que poner especial cuidado son:

  • Pérdida de fuerza en la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo.
  • Pérdida de visión parcial o total en uno o ambos ojos.
  • Alteración o pérdida de la sensibilidad, sensación de hormigueo en la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo.
  • Alteración del habla, dificultad para expresarse y ser entendido.
  • Dolor de cabeza muy intenso, no habitual y sin causa aparente.
  • Sensación de mareo, desequilibrio si se acompaña de cualquier síntoma anterior.
  • Dificultad para recordar o sensación de confusión repentina

“El ictus puede afectar prácticamente todas las funciones humanas y, en ciertos casos, puede ser causa no solo de discapacidad física sino mental. Una persona que haya sufrido un ataque cerebral puede tener incapacidad o debilidad para mover un lado del cuerpo, problemas con el razonamiento, percepción, atención, juicio o memoria, problemas para entender o articular el habla, problemas para controlar o expresar las emociones, entumecimiento o sensaciones extrañas y depresión”, indica el doctor De Bastos.

Reduzca el riesgo

“Para reducir el riesgo de sufrir un ACV es necesario conocer su presión arterial, determinar sus niveles de colesterol, hacer ejercicio en su rutina diaria, ingerir alimentos con bajo contenido de sodio y grasas, en caso de tener diabetes mantener el control adecuado y si fuma, dejar el hábito”, acota el especialista.

Por otro lado, es importante descartar y controlar la fibrilación auricular (FA), ya que “el ictus en pacientes con fibrilación auricular es generalmente más grave que en otros casos. Se ha comprobado que suelen estar asociados a una mayor mortalidad y morbilidad del paciente, así como a hospitalizaciones más prolongadas”, apunta De Bastos.

Consulte con un especialista ante cualquier síntoma y si tiene factores de riesgo, converse con él sobre más medidas de prevención.

Compartir

Sobre el Autor

SoyMaratonista es un sitio de Internet especializado en maratón y carreras de calle que te ayudará a mejorar tu desempeño a través de la información más completa de entrenamientos, nutrición e hidratación, lesiones y mucho más. También puedes contactar a otros corredores y compartir [email protected]

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e