Widgets Magazine

¿Cómo alimentarse para vivir más y verse mejor?

0

Dicen que la juventud se lleva internamente al mantener una actitud jovial, sin importar la edad. Pero hay otros factores que juegan un rol fundamental, entre esos, la alimentación es vital para lidiar contra el envejecimiento y mejorar la apariencia desde adentro hacia afuera. Por algo Japón tiene el récord de ser el país con más habitantes centenarios en el mundo y pareciera que la clave está en su dieta, pues comen muy pocas grasas, los postres no suelen incluirse en los menús de los restaurantes, consumen altas cantidades de algas y pescado y beben mucho té verde que tiene antioxidantes. Tampoco es casualidad que haya muy pocos japoneses obesos.

Los habitantes de la isla de Okinawa (Japón), además de tener la esperanza de vida más elevada del mundo gozan de un estado de salud extraordinario: son delgados, muestran aspecto juvenil, mucha energía y tienen una incidencia muy baja de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Comen de media a tres raciones de pescado a la semana, muchos cereales integrales, verduras y soya, además de calamares y pulpo que son ricos en taurina, algo que podría explicar sus bajos índices de colesterol y presión sanguínea.

En este sentido, se ha comprobado que las comidas ricas en antioxidantes pueden ayudar a mantener joven el organismo por más tiempo. Los antioxidantes tienen la función de neutralizar el efecto destructivo de los radicales libres sobre las células, los cuales son átomos, por lo general de oxígeno, altamente reactivos e inestables, que se liberan cuando el alimento es metabolizado para producir energía.

Entre estos alimentos tenemos:

 Los betacarotenos: Frutas y verduras como las zanahorias, las espinacas, las calabazas y los tomates.

– Vitamina C: Pimientos, guayaba y frutas cítricas como naranjas, limones, toronjas.

– Flavonoides: Ajo, cebolla, manzana, pera, espinacas y el té.

– Zinc: Apio, espárragos, berenjenas, papas, melocotones.

– Selenio: Avena y arroz integral.

Los frutos rojos, la cebolla morada y las zanahorias vigorizan el cabello, las uñas y la visión.

“El equilibrio en la alimentación, con una combinación de carbohidratos simples, proteínas de alto valor biológico, grasa saludable, minerales, vitaminas, antioxidantes, frutas y agua, no solamente proporciona salud al cuerpo sino que mejora la belleza exterior: da una piel flexible sin arrugas, previene el envejecimiento prematuro, mantiene saludables los sistemas de drenaje (digestivo, urinario, respiratorio) mejora la salud del cabello, uñas y elimina manchas en la piel”, comenta la doctora Mirna Morejón, especialista en medicina antienvejecimiento.

Las “Happy Hormones
Agrega Morejón que muchas personas no se dan cuenta de que su estado de letargo, pereza física y mental tiene que ver con su alimentación. Por eso, asegura que es importante mantener en equilibrio las happy hormones, neurotransmisores producidos por el cerebro, liberados a la sangre para actuar como hormonas de la felicidad, lo cual permite conservar el entusiasmo necesario para actuar diariamente. Estas tres hormonas son: endorfinas, serotonina y dopamina.

Las hormonas de la felicidad actúan como opiáceos naturales y por su efecto analgésico son mucho más potentes que cualquier medicamento contra el dolor. Tienen capacidad de disminuir la ansiedad, la ira y actúan en los estados depresivos. Ayudan a generar estados de bienestar, de calma y de buen humor. Una disminución en la producción de estas hormonas está relacionada con la falta de motivación general y la fatiga crónica.

“Estas hormonas regulan el sueño, un tema importante que tratar en la medicina antienvejecimiento. Si los especialistas no logramos que el paciente duerma, no recuperará la fase de sueño REM, no regenerará su organismo y tendremos 50 % de disminución en la optimización del tratamiento antiaging“, advierte Morejón.

La especialista acota que las happy hormones disminuyen el dolor tanto físico como del alma y que buenas vibraciones proporcionan una vida modo antienvejecimiento. Además, disminuyen la presión sanguínea, ayudan a mantener el sistema inmunológico en óptimas condiciones y, por lo tanto, retardan el proceso de envejecimiento.

¿Cuáles son esos alimentos que aumentan las happy hormones?
Muchos alimentos que se encuentran en la naturaleza favorecen a incrementar los niveles de las happy hormones en el organismo, varias de esas opciones son:

– Chocolate negro: Siempre que sea amargo, mayor de 65% de cacao. Libera endorfinas en el cerebro, estimula y brinda a quien lo consuma una sensación de bienestar, ayuda a eliminar la fatiga crónica, aumenta la producción de serotonina, lo cual disminuye la depresión y los estados de ansiedad. Aumenta los estados de calma y de felicidad.

– Las almendras: ayudan al cerebro a producir dopamina y noradrenalina. Se conocen como las reinas antidepresivas. ¿Cuál es la porción de almendras que se debe comer? Siete almendras o las que caben en una mano.

– Nueces: Excelentes para el cerebro y no es casualidad que su forma se asemeje a la de un cerebro. Regulan la serotonina, trabajan en las emociones y generan efectos positivos sobre el tejido neuronal, son neuroprotectoras. Pre-vienen el deterioro del cerebro y mejoran la memoria, por eso son ideales para consumirlas durante los estudios o actividades que requieran concentración.

– Cambur: Contienen gran cantidad del aminoácido tirosina que ayuda en la ansiedad y la depresión. Favorecen la producción de dopamina, por lo cual dan energía. Mejoran el estado de ánimo y se recomienda comerlos en las mañanas.

– Lácteos: Preferiblemente que los lácteos sean de origen vegetal como la leche de soya.

– Huevos: Son ricos en colina. Son importantes para el cerebro, mejoran la memoria y producen triptófano, un aminoácido que eleva los niveles de serotonina y eso mejora los estados de ánimo y la fatiga crónica.

– Omega 3: Los ácidos grasos esenciales animales y vegetales que contienen contribuyen a las sinapsis neuronales, mejoran la condición general del cerebro y los estados emocionales. Producen endorfinas y serotonina, estados de bienestar general, esto ayuda a un correcto funcionamiento del sistema nervioso y produce estados de satisfacción y bienestar general. Tienen acciones neuronales, mejorando la memoria y son coadyuvantes en trastornos depresivos y Alzheimer.

Sobre la base de su experiencia en consulta, Morejón comenta que la mayoría de los inicios de los dolores de los pacientes que ve son psicosomáticos, son más dolores del alma que del cuerpo y eso influye en acelerar el envejecimiento de su organismo.

Además del listado anterior de alimentos, hay otros que combaten la ansiedad entre las comidas, algunos son los siguientes:
– Orejones de frutas.
– Yogur descremado con frutas.
– Manzana.
– Barras de cereales caseras.
– Gelatinas.
– Bebidas de té relajantes y antiestrés: valeriana, albahaca, muérdago, tilo, echinacea.
– Batidos: en los protocolos de medicina antienvejecimiento se recomienda un vaso de linaza con aceite de oliva y ajonjolí.
– Caldos y cremas preparadas con hortalizas.

No es parecer joven sino serlo y, más que eliminar las arrugas y tapar las canas, el objetivo es retardar el envejecimiento de una forma sana, tanto por dentro como por fuera. Hacer ejercicios al aire libre, aprender a respirar, hidratarse muy bien con agua y relajar la mente son otras herramientas que darán energía vital y favorecerán la longevidad.

Coordenadas 
Mirna Morejón, Centro Médico Antienvejecimiento 
www.medicinantienvejecimiento.com

Compartir

Sobre el Autor

En Estampas compartimos temas de interés para la mujer de Hoy. Tips de salud, belleza, moda, recetas de cocina y mucho más. http://www.estampas.com/

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e