Buscar

Accesorios Actualizaciones

Cómo correr si usamos gafas o lentes de contacto y precauciones

Lentillas contacto para hacer ejercicio

Compartir

Si somos corredores y tenemos problemas de visión, llevar gafas mientras entrenamos puede suponer todo un desafío aunque no debería representar una limitación para mantenernos activos. Lo importante es tomar las debidas precauciones y ejercitarnos sabiendo cuáles precauciones debemos tener en cuenta para entrenar sin problemas. 

Aunque muchos corredores no necesitan lentes o gafas de corrección (45%), cerca del 20%  sale a correr sin usar los lentes pese a que requiera de ellos para mejorar su visión.

Aquellos que optan por usar gafas mientras corren, con una montura tradicional, conocen bien la incomodidad que representa que se resbalen  con frecuencia del rostro debido al sudor. 

 Si usas gafas no tienes por qué sacrificar la buena visión que ellas te proporcionan, ni exponerte a no usarlas corriendo el riesgo de no ver bien y provocar una caída innecesaria si corres por superficies distintas al asfalto. 

Importancia de la visión al hacer deporte

Tal y como mencionamos en nuestro artículo El rol clave de la visión en la práctica deportiva las capacidades visuales requeridas hacer deporte son:

No hay que perder detalle alguno. Proteger los ojos mientras corres es vital y más si requieres de gafas correctivas.

  1. Agudeza visual estática y dinámica: Es la capacidad ver objetos y símbolos a distancia  para resolver detalles, dirección, velocidad, etc. con objetos en movimiento, ambos importantes para la seguridad al correr especialmente en la calle.
  2. Visión Periférica: nos permite detectar y responder a estímulos visuales que ocurren fuera del eje central de la visión. Es sensible al movimiento y ayuda a localizar los objetos dinámicos. De igual manera, es útil para tu seguridad.
  3. Acomodación y Convergencia: Cuando se cambia la fijación visual desde objetos que están lejos a objetos que están cerca, o viceversa. Al correr esta capacidad es útil al mirar nuestro pulsómetro, reloj o móvil.
  4. Motilidad Ocular: Los ojos se mueven al igual que el cuello permitiendo dirigir la mirada. Si la motilidad no es idónea, el rendimiento se verá comprometido.
  5. Sensibilidad al contraste: nos permite ver en  condiciones de baja iluminación. Una buena sensibilidad al contraste ayuda a percibir los objetos y a calcular distancias cuando hay poca luz. Es fundamental si sales a correr de noche o  muy temprano cuando aún hay poca luz.

¿Por qué usar lentillas o lentes de contacto al correr?

Algunas de las ventajas de llevar lentillas al realizar deporte son:

  1. Proporcionan una visión clara y nítida.
  2. Mejora la percepción de profundidad.
  3. Al ajustarse al ojo se experimentará menor distorsión incluso en movimiento.
  4. Las lentillas no se empañan al sudar.
  5. No perdemos la visión periférica de lo que nos rodea mientras corremos.
  6. Mayor libertad para movernos con confianza y seguridad, algo que no ocurre cuando llevamos gafas pues al mínimo resbalón podemos caer, romperlas o partirnos la cara por el impacto entre el lente, nuestro rostro y la superficie. 
  7. El costo de reponer unas gafas en caso de que se rompan o dañen es mucho mayor que el costo de las lentillas.
  8. No se crearán reflejos ni  brillos que afecten la visión.
  9. Podemos ver bien tanto de cerca como de lejos, esto permite el uso de reloj o pulsómetro deportivo y aplicación en el móvil de manera óptima a la vez que podemos  visualizar el camino o ruta por la que corremos.

Entre las limitaciones que ofrece el uso de lentillas al momento de correr es que, desprovistos de una barrera, tus ojos estarán más propensos al polvo, el humo u otros factores contaminantes que pueden causar sequedad e irritaciones. Además, no todas las marcas ofrecen protección contra los rayos UV y aunque no se empañan, la lluvia y la humedad también podrían ocasionar molestias. Una alternativa para proteger tus ojos si llevas lentillas es usar gafas de sol especiales para la práctica deportiva. De este modo, evitas que los ojos estén en contacto con agentes externos como el sol, frío o lluvia y disfrutas de libertad mientras corres.

Hay lentillas, incluso, que son desechables y muchos corredores prefieren usarlas pues luego de entrenar vuelven a usar sus gafas habituales. Al no guardarlas disminuyen la posibilidad de que el lente acumule proteínas que causan irritación en los ojos, lo cual puede llegar a complicarse. 

Con gafas de sol podemos disfrutar aún más de la actividad deportiva al aire libre, corriendo sin necesidad de tener que entrecerrar los ojos para evitar que entre una partícula incómoda a los mismos. Además, ayudan a que el ojo se adapte de mejor modo a la oscuridad y cuida la piel alrededor de esta sensible zona de los daños que puede causar una exposición continua al sol, cuyos daños se pueden extender hasta la córnea y provocar conjuntivitis así como cataratas.

Las grandes marcas como Oakley, Nike y Polaroid cuentan con gafas de sol especiales para la práctica deportiva al aire libre, ayudando a que el ojo evite la recepción de rayos ultravioleta.  Recientemente la marca alemana Northweek, por ejemplo, ha lanzado la colección Cycling, especialmente diseñada para runners y amantes del ciclismo: unos lentes ligeros y cómodos de modo que puedas moverte con seguridad mientras te ejercitas. 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 3 / 5. Recuento de votos: 4

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *