Buscar

Noticias

Cómo el norteamericano Ryan Hall pasó de ser el más rápido al más grande

Compartir

Ryan Hall era el tercer norteamericano más rápido de la historia en la distancia del maratón cuando, sorpresivamente, anunció su retiro de las carreras de larga distancia en el año 2016 a la edad de 33 años.

La razón era determinante: Su cuerpo era víctima de la fatiga extrema provocada por unos niveles de testosterona muy por debajo de la normal. Entre las causas estaba un problema crónico que detectó muy joven al convertirse en profesional y su manera de entrenar, considerada por muchos agresiva y extrema.

Sin embargo, ya retirado,  Hall se vio impulsado a ser grande y fuerte. Lejos de las carreras de calle que tanto le apasionaban decidió dar un giro a su vida transformando su delgado cuerpo de maratoniano y duplicar su peso.

Cuando reapareció en el Maratón de Boston mese después de anunciar su retiro,  muchos pensaban que se había dejado engordar pero no: Hall continuó su práctica deportiva pero no corriendo sino haciendo trabajo intenso de levantamiento de pesa para ganar masa muscular, acompañado de una dieta basada en proteínas.

“Fui pequeño y débil toda la vida. Simplemente quería saber cómo era sentirse grande. Quería mostrarle a la gente que podía ser diferente, pero sin engordar”, afirma el ahora musculoso atleta.

Hall, corredor de fondo toda su vida, se dedicó  a entrenar seis días a la semana en un gimnasio improvisado dentro de su garaje para así construir un nuevo cuerpo, el mismo que pasó durante 20 años tratando de hacer más ligero y delgado. Con duro trabajo ha ganado 40 kg de músculo, pues  en su etapa como corredor solía pesar 50 kg y ahora ronda los 90.

 

Ryan Hall -hoy de 36 años- comenzó a correr cuando tenía 13 años y no tardó en destacar, convirtiéndose en campeón nacional de 5.000 metros en 2005 (13:16.03). Contra todo pronóstico, se saltó el ascenso natural que tendría que haber seguido como atleta profesional  para enfocar sus objetivos en la larga distancia.

Dejó grandes marcas en las pruebas de fondo. Corrió el maratón de Boston de 2011 en 2:04:58, siendo la mejor marca de un norteamericano en la distancia. En el Maratón de Londres 2008 hizo un tiempo de 2:06:17, el tercer mejor registro de la historia de su país, por detrás de los 2:05:38 de Khalid Khannouchi en Londres 2002 y los 2:06:07 de Galen Rupp en Praga 2018.

También estuvo cerca de obtener el diploma olímpico en los Juegos de Pekín 2008 al ubicarse en el décimo lugar con tiempo de 2:12:33.

En septiembre de 2015  Hall y su esposa Sara adoptaron cuatro niñas de Etiopía, a  cuya crianza se dedicó tras su retiro así como a su Fundación Steps Foundation.

Recientemente Ryan Hall asumió sumó nuevos retos: entrenar a su esposa Sara Bei Hall, para participar por primera vez en el Maratón de Boston de 2019 y ha publicado recientemente su libro, “Corre la milla que hay en ti: Encontrando a Dios en cada paso”, un libro en el que revive su trayectoria deportiva y su transformación.

Como compartía su esposa en su cuenta en Instagram, con su libro “Ryan espera que los altibajos de sus carreras, los errores y todas las experiencias intermedias puedan ser utilizadas para ayudar a otros a avanzar en sus metas y experimentar la vida al máximo”.

 

Fuente: www.20minutos.es 

Runner’sWorld

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *