Buscar

Actualizaciones Blogs Lateral

Control Mental

Compartir

Todos hemos escuchado en algún momento que el triatlón es un deporte más mental que físico, pero ¿Sabemos que significa esto y hacia donde debemos dirigir nuestra preparación mental para conseguir el éxito?

Después de muchos años en el triatlón, como atleta, entrenador y fanático, es que he entendido realmente el significado del control mental y la programación para lograr los objetivos. El cerebro es el encargado de distribuir la información y el estímulo hacia el resto del cuerpo. Los pensamientos tienen la capacidad de modificar la química del cuerpo y beneficiar o perjudicar nuestro rendimiento deportivo. Esto nos afecta más aun cuando se trata de pruebas largas en condiciones difíciles, en las que es necesario administrar la energía y conseguir la intensidad adecuada para recorrer la distancia en el menor tiempo posible.

Tener un buen control mental es saber manejar los pensamientos y no permitir que ideas negativas, miedos y factores externos alteren nuestro estado psicológico. En condiciones difíciles de competencia, estamos mucho más sensibles y nos enfrentamos con nosotros mismos. Si no tenemos la confianza suficiente y permitimos que la negatividad se apodere de nosotros, el rendimiento sin duda se verá perjudicado.

Existen muchos métodos para mejorar el control mental, como la meditación, la práctica de la oración y la programación mental entre otras. Pero considero que el más importante es el entrenamiento constante, en condiciones similares a las que se va a competir, sin música y en solitario. Estas sesiones servirán como proceso de meditación y programación mental. Práctica enfrentarte a tus debilidades a diario y serás más fuerte.

Una recomendación importante, que aplica sobretodo para personas con temperamentos coléricos o que se alteran con facilidad, es aprender a meditar y practicarlo antes de la competencia. Para estas personas será un poco más difícil controlarse durante los momentos más difíciles de la carrera, pero siempre se puede. Recuerda siempre que existen factores que no puedes controlar, como temperatura, viento, espectadores y otros atletas aportando ideas negativas. Todo lo demás está en ti y es en lo que te debes enfocar. Ten un plan de carrera y ejecútale al pie de la letra, sin espacio para improvisar.

Tus pensamientos durante la carrera deben estar enfocados en ejecutar tu plan y en tu rendimiento. Trata siempre de evitar pensamientos que vengan del ego o que te aporten ideas negativas sobre otros competidores.

Si tienes un entrenador, no olvides escribir tu plan de carrera y compartirlo con él, para que entre ambos diseñen la carrera paso a paso. Eres capaz de hacer lo que sea en lo que pongas tu mente, pero debes creerlo absolutamente y prepararte para ello, sino siempre aparecerán grandes obstáculos entre tú y tus objetivos. No obstante considero que aprendemos más de los días difíciles que de los fáciles y estas lecciones nos ayudan no solo a ser mejores atletas sino también mejores personas.

1 Comentario

  1. Miguel Rodriguez 04/10/2012

    Uff! demasiado bueno y acertado!

    Responder

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *