Buscar

Actualizaciones Lateral Salud

Controlar el aumento de peso EXCESIVO en el embarazo

Compartir

Comer de manera balanceada y mantenerse activa con niveles bajos o moderados de actividad física, pueden ayudar a que una mujer evite el aumento excesivo de peso durante el embarazo y el riesgo de obesidad a futuro. Así lo demostró un estudio científico publicado en la edición de agosto de la revista estadounidense Medicine & Science in Sports & Exercise del American College of Sports Medicine.

De acuerdo con los investigadores, las mujeres que estaban en los dos grupos de ejercicio y dieta aumentaron menos peso (alrededor de 15 kilos totales) que el grupo control (cerca de 18 kilos totales).

El estudio se basó en la guía de aumento de peso para mujeres embarazadas del Instituto de Nacional de Medicina de Estados Unidos, la cual indica que una mujer con peso normal debería aumentar entre 11 y 16 kilos totales durante el embarazo. Advierten que la cantidad de peso que una mujer debe ganar depende del índice de masa corporal que tenía antes del embarazo.

Un aumento de peso saludable

De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina de Estados Unidos (IOM, por sus siglas en inglés), un incremento saludable de peso ayuda a que el embarazo y el parto sean más cómodos. También contribuye a tener menos complicaciones y a prevenir la diabetes, la presión arterial alta, el estreñimiento y el dolor de espalda.

La indicación es que la mujer debe subir de peso gradualmente y la mayor parte de este aumento debe producirse durante el último trimestre. Por lo general, los médicos sugieren que las mujeres suban de peso en la siguiente proporción:

  • 1 a 2 kilos en total durante el primer trimestre
  • 1,4 a 2 kilos por mes durante el segundo y tercer trimestre

“Una alimentación balanceada que incluya todos los grupos de alimentos, así como una adecuada hidratación es la mejor receta para una buena salud durante el embarazo”, señala Jimmy Castañeda, médico colombiano, especializado en obstetricia y ginecología.

El especialista agrega que la mujer embarazada necesita más proteínas, hierro, calcio y ácido fólico que antes del embarazo. Sin embargo, “comer para dos” no significa comer el doble. De hecho, significa que los alimentos que consume son la principal fuente de nutrientes para el bebé.

Fuente: Proa Comunicaciones Integradas

Imagen: www.spainfitness.com

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *