Widgets Magazine

Correr y lactar pueden complementarse

0

Muchas mujeres ya recuperadas del parto comienza a retomar sus rutinas de manera paulatina. Para las que acostumbran correr  o para quienes están pensando en esta actividad física como una manera de recuperar su mejor forma, una de las grandes inquietudes que pueden tener es si podrán o no ejercitarse mientras amamantan.

Y la respuesta es sí: Es posible compaginar la lactancia con el ejercicio de acuerdo con el Dr. Lorenzo García, consultado sobre este tema por la revista Sport Life en español. De acuerdo con el especialista, el deporte aumenta la producción de leche sin que esto afecte la calidad de la misma.

La actividad física durante estos primeros meses puede, de hecho, ser beneficiosa para la mujer puesto que facilita el equilibrio mental y ayuda a combatir depresiones, estrés y ansiedad que podrían presentarse durante el post parto.  Otro punto a favor es la producción de la hormona prolactina,  ingrediente fundamental para la producción de la leche materna y que aumenta de forma considerable si la madre hace ejercicio físico.

De acuerdo con la Asociación Española de Pediatría, en el caso de las madres que ya eran deportistas antes de la llegada del bebé, la práctica de ejercicio no afecta de manera negativa ni al volumen de la leche ni a su composición.

La lactancia materna y correr proporcionan otros beneficios en la búsqueda de recuperación posparto, de acuerdo con diversas investigaciones. Una mujer que da el pecho a su hijo y que realiza ejercicio físico recupera el peso que tenía antes del embarazo más rápidamente que una madre lactante que no realiza actividad física. Asimismo ayuda a eliminar antes la grasa acumulada durante el embarazo.

Compaginar la lactancia con el ejercicio no es difícil y reporta múltiples beneficios tanto para el bebé como para la madre. Un aspecto fundamental es la hidratación. Si ya es importante que un corredor se hidrate con frecuencia, este aspecto cobra más relevancia si la mujer está en período de lactancia.

Respecto al mejor momento para salir a entrenar, los expertos sugieren  ejercitarse justo después de dar el pecho. La Asociación Española de Pediatría sugiere realizar un calentamiento adecuado antes de empezar a ejercitarse y regular la intensidad del ejercicio.

Correr también puede mejorar la  función cardiovascular de la madre así como su flexibilidad muscular, una mejor calcificación de los huesos y fortalecer su sistema inmunitario.

De acuerdo con la nutrióloga deportiva, maratonista y educadora en diabetes, Ana Cecilia Gutiérrez, mientras se ejercita, la alimentación debe de ser saludable y equilibrada. La especialista sugiere incluir las calorías que se necesitan para la producción de leche y las que se necesitan para el deporte, por tal razón no recomienda las dietas bajas en calorías y muy restrictivas.

Otro consejo fundamental es emplear un sujetador deportivo adecuado. Esto permite una debida protección de la zona así como evitar posibles trastornos que puedan afectar la musculatura mamaria y, por ende,  el proceso de lactancia.

Otras actividades beneficiosas para las madres lactantes además de correr pueden ser caminar o nadar.

La primera semana de agosto se celebra Semana Mundial de la Lactancia Materna, que este año tiene como lema “Lactancia materna: Pilar de la vida” La evidencia científica reconoce los múltiples beneficios de la lactancia materna tanto para la madre, como para el niño, así como para la sociedad en su conjunto.

Fuentes: Sport Life, www.omercorreryotrascosas.com, Runner’s Women, OPS

Compartir

Sobre el Autor

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e