Buscar

Actualizaciones

Cuidado con las rodillas

Compartir

 

El desgaste de los meniscos, cartílagos y huesos, producto del uso y el peso que deben soportar las rodillas, es una de las enfermedades más comunes a partir de los cuarenta o cincuenta años.

Debido al paso del tiempo los cartílagos van disminuyendo de tamaño y produciendo más depósitos de calcio, lo que se llama la artrosis, que es una artritis con inflamación de la cápsula sinovial que ocasiona una degeneración de los tejidos con una alteración de las funciones y por ello las personas comienzan a cojear, no pueden caminar o tienen muchísimo dolor o inflamación.

Las alternativas ante este tipo de dolencias son las operaciones y colocación de prótesis de rodillas, sin embargo, el doctor Juan Carlos Méndez , del Centro Médico Antienvejecimiento VRC en Caracas, explica que hay otras opciones que están dando resultados, como el plasma rico en plaquetas.
“Las plaquetas las sacamos del propio paciente, lo cual evita que tenga algún tipo de reacción. Ya tanto los odontólogos como los traumatólogos han utilizado esta terapia con muchísimo éxito y nosotros lo que hacemos, además de este plasma rico en plaquetas que tiene factores de crecimiento y regeneración, es aplicar extractos de cartílagos, bioterapias de cartílagos, oligoelementos de cartílagos y repolarizantes de membranas, de tal manera que es una terapia mucho más integral y ayuda a que el cartílago pueda estimular un poco sus funciones y la producción de esa matriz extracelular que es lo que nosotros llamamos como el propio cartílago”.

El especialista indica que con la colocación de estos plasmas el dolor y la disfunción mejoran de manera significativa, dependiendo del grado de artrosis que tenga la persona. De acuerdo con las estadísticas que maneja, alrededor de 70 por ciento de los casos se recuperan con este tipo de terapias y llevan a evitar las operaciones a la larga, si es necesario.

Sin embargo, resalta que lo más importante es que las personas cambien sus hábitos alimenticios, sobre todo en lo relacionado con la ingesta de lácteos. “El queso evidentemente es una de las cosas que más dolor produce, sobre todo a nivel de las articulaciones, por la acumulación de lácteo láctico. Nosotros recomendamos a los pacientes que no tomen tanto calcio, que tomen magnesio y complementen con un poco de condroitin y glucosamina para que tengan mejores resultados y si bajan de peso y mejoran sus condiciones físicas las personas van, si es posible, a evitar la operación o alargarla el mayor tiempo posible”, indica el especialista.

 

Fuente: Equipo A Tu Salud Web

Etiquetas:

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *