Widgets Magazine

¿Por qué me duele el cuello al correr?

0

Es curioso, pero a pesar de no incluir esta dolencia en una lista de lesiones del corredor el dolor de cuello parece ser  muy  frecuente a la hora de realizar esta actividad, tanto así que algunas publicaciones  denominan a las personas que lo padecen  corredor Tortuga.

El dolor de cuello, cabeza, hombros e incluso brazos puede deberse a una tensión de los músculos de la parte superior de la espalda y profundos del cuello, donde gran parte de la responsabilidad recae sobre el  músculo trapecio, las fibras superiores, ya que éstas se insertan directamente en el ligamento nucal y la apófisis mastoides (en el craneo).

Al correr con los hombros tensos éste eleva a estos músculos y esta postura y carga mantenida generan mucha tensión y estrés en toda la zona superior de la espalda y cuello. Se ha comprobado que la tensión de las fibras superiores del trapecio se asocia a cefaleas temporales, mareos y vértigos. De igual forma es necesario citar a un grupo importante de músculos que se relacionan con esta dolencia como son el elvador de la escápula, los suboccipitales, el esternocleidomastoideo y los escalenos.

También se deben tomar en cuenta las malas posturas durante las actividades laborales que generan desbalances musculares y que se mantienen al correr.

La postura del corredor tortuga se caracteriza por el siguiente desbalance:

  • acortamiento de pectorales, lo que hace que la proyección anterior y elevación de hombros se mantenga y perpetúe en el tiempo;
  • proyección anterior de la cabeza, causando  mucha tensión a la musculatura posterior del cuello que se transmitirá a toda la espalda generando desequilibrios lo cual se traduce en dolor;
  • debilidad de los músculos abdominales que tienen un  importante papel a la hora de  mantener  una buena  postura.

Te puede interesar: Importancia del CORE y los Músculos Abdominales en la carrera | Soy Maratonista 

En estos casos, la recomendación es realizar estiramientos que involucren también  a la musculatura de  cabeza, cuello y de toda la cadena posterior, además de seguir un plan de ejercicios de fortalecimiento con el objetivo de reeducar los abdominales, la parte media de la espalda y la cintura pélvica para mejorar la postura  y ser más eficientes al correr.

Cuando se presentan cefaleas (dolor de cabeza) la  aplicación de crioterapia en la nuca y parte posterior del cuello ayuda a aliviar el dolor.

Como siempre, ante alguna manifestación clínica antes mencionada, lo recomendado es acudir al especialista.

 

Foto: Thinkstock

Fuente: Travell y Simons. Dolor y disfunción miofascial / RunFitners

Compartir

Sobre el Autor

Fisioterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela.Áreas de desempeño: Fisioterapia musculoesquelética y entrenamiento de capacidades físicas para deportes de potencia y fondo. Experiencia en entrenamiento de capacidades físicas para artes marciales en niños y adolescentes.

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e