Buscar

Actualizaciones Maratón Olímpico Mujeres de Carrera

El Maratón Femenino: por fin las mujeres logran el triunfo (2 de 2)

Compartir

Como se puede comprobar, la actividad de las mujeres a partir de los años 60  fue incesante  apareciendo nuevos nombres, que con su esfuerzo y constancia, lograron alcanzar su objetivo máximo, que no era otro que tener su puesto natural en unos Juegos Olímpicos.

Kathrine Switzer fue la primera mujer en correr un maratón con dorsal y lo logró en el Maratón de Boston de 1967. Se inscribió en la carrera con el nombre de KV Switzer y a pesar de ser interrumpida por los miembros de la organización quienes trataron de detenerla ella como la ayuda de otros corredores, su novio y amigos logró cruzar la meta en 4 horas y 20 minutos.

Perom el histórico momento de la inclusión del maratón femenino en la prueba olímpica se produjo en los Juegos de Los Ángeles de 1984.

Posteriormente, la aparición de nuevos nombres, como las noruegas Grete Waitz y Ingrid Chistiansen, o de la portuguesa Rosa Mota,verdaderos iconos de aquellos años.

Los nombres de la atleta keniata, Tecla Leroupe, de la japonesa Nakao Takahashi, primera mujer por debajo de las 2 horas y 20 minutos, o de la propia Joan Benoit fueron los antecedentes que encontró en su camino, la más completa de todas las fondistas, la británica Paula Radcliffe, actual plusmarquista mundial con una marca de 2h.15,25 conseguida en Londres  el 13 de abril de 2003.

Actualmente esta prueba, que tanto costó ser reconocida, es hoy una prueba compartida con los hombres en casi todos los grandes maratones mundiales. Las citas de Nueva York, Boston, Londres, Berlín, París, Rotterdam son especialmente respondidas, con una masiva participación femenina, donde queda muy claro, que esta distancia no era un obstáculo para ellas.

CURIOSIDADES Y ANÉCDOTAS DE LA PRIMERA MARATÓN OLÍMPICA FEMENINA

Hay que recordar que la primera ganadora, en Los Juegos de los Ángeles de 1984, la norteamericana Joan Benoit, empezó sus primeras practicas de correr a pie ,como terapia de recuperación, de una fractura de pierna que sufrió esquiando. Cuando ya estaba recuperada y entregada de lleno a su nuevo deporte, sufrió otra importante lesión  en el tendón de aquiles de la que afortunadamente también se recuperó muy pronto.

En esta misma maratón olímpica de Los Angeles 1984  una atleta de Honduras  llamada Díaz de Cano, empezó perdiendo tiempo de una forma desmesurada, teniendo en cuenta que en el 5 Km. ya llevaba un retraso de 6 minutos, corriendo totalmente sola y separada del grupo que tenía por delante, a varios kilómetros.

Ante lo que esto, podía suceder para el tráfico rodado de vehículos, los guardias de control le instaron a abandonar la prueba, algo a lo que ella se oponía, pero ante la persistencia de los mismos no tuvo otra opción que retirarse.

Como se puede comprobar, este hecho se contradice con los principios olímpicos que dejan muy claro que lo «importante es participar«, pero por lo visto, en los tiempos que ahora nos toca vivir es más importante la circulación rodada que los atletas corriendo una maratón olímpica. 

Siempre sin salirnos de estos Juegos, otro hecho que sucedió, despertando todas las alarmas, fue con motivo de la llegada de la atleta suiza, Gaby Andersen Scheiss. Al tratarse de una mujer, se creo una enorme expectación, pensando que podía ser una catástrofe.

Esta atleta tardó más de 6 minutos en recorrer los últimos 200 metros, desde que entró al estadio hasta la meta dando tumbos por todos lados, en un esfuerzo titánico para no caer en tierra y poder llegar por sí sola, hasta la cinta de llegada.

Su imagen reflejando el esfuerzo que estaba realizando, zigzagueando continuamente para no caer al suelo fue realmente dramático. Hay que decir que todo el personal sanitario que la acompañó en aquellos inacabables minutos finales, no llegó a tocarla en ningún momento.

Esta escena produjo una fuerte tensión, entre los médicos de la delegación suiza que querían a toda costa que se parara pero los organizadores de la prueba, de ningún modo permitieron que se acercaran a ella. La discusión terminó con empujones y otros malos modos. Según los primeros, existía un serio peligro para la salud de la atleta, que podía acabar de forma trágica.

Pero todo se debió, a una deshidratación por el fuerte calor reinante. Transcurridas dos horas fue dada de alta y 15 días después ya participaba en un duathlon, que se organizó en Idaho , sin ninguna incidencia física. Lo mismo que le hubiera podido suceder a un hombre le ha sucedido a una mujer. 

La marca de la ganadora de estos Juegos Joan Benoit de 2h.24,52, se mantuvo invicta como récord olímpico durante 16 años, cuando la atleta japonesa NaokoTakahaski registró un tiempo de 2h.23,14 en los Juegos de Sydney de 2000, marca con la cual abrió el paso, a todas las grandes especialistas que venían por detrás.

Lee la primera parte de éste artículo: El Maratón Femenino: Rompiendo Barreras (1 de 2) | Soy Maratonista

 

Por: Tomás Barris

 

Insigne estrella del atletismo español. Fue el primer atleta español en disponer de un manager deportivo. Su mejor marca la consiguió hacer en su prueba favorita, los 1500 metros lisos, en la ciudad de Turku Su tiempo fue de 3’41″7 la 13ª mejor marca de todos los tiempos. Aquí algunos de sus principales logros:  Los invitamos a visitar su blog: http://www.barris.org/indicast.html


¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *