Widgets Magazine

El trabajo no es excusa para comer mal

0

Hay quien supone que el menú debe ser distinto para una persona dedicada la mayor parte de su tiempo a las labores de oficina, a otra que, por el contrario, incluye entre sus actividades diarias una rutina básica de ejercicios. Ante eso, vale la pregunta: ¿Debe prescindirse del consumo de algún grupo de alimentos según el perfil de vida y trabajo de cada persona?

Regularmente se habla de una ingesta balanceada entre carbohidratos, grasas y proteínas. Esto es considerado por algunos como una norma estándar, con la cual se garantizaría la salud. La doctora Bethania Blanco, con maestría en Nutrición de la Universidad de Harvard en Boston, recuerda que “nadie debe prescindir de ningún grupo de alimentos, indistintamente del tipo de trabajo”.

Como médica nutróloga, Blanco estuvo durante 20 años en el Instituto Nacional de Nutrición; además, brindó sus conocimientos a las entidades Unicef y Banco Mundial. Antes fue profesora en la universidad Simón Bolívar, y ahora se dedica a impartir talleres a empresas y planteles educativos.

Esta especialista dice que: “Una alimentación balanceada está compuesta por todos los grupos de alimentos en porciones moderadas porque con esto, se aporta las calorías que requiere cada quien según las calorías que gasta en su actividad”.

Ahora bien, las personas que dedican su vida a trabajar, haciéndose sedentarias, deben consumir, eso sí, cantidades que permitan mantener un peso adecuado. Blanco destaca que en alimentación existe una relación matemática, según la cual: “el que más gasta calorías debe ingerir más alimentos”.

¿Varía la forma de comer cuando la vida está dedicada a la oficina?
“Varía la cantidad, aunque las personas que pasan el día en la oficina deben desarrollar actividad física subiendo escaleras, parándose del computador cada dos horas como mínimo y tratando de hacer ejercicio los fines de semana”.

¿Qué debe comer una persona para garantizar su salud?
“Una alimentación variada con inclusión de frutas y vegetales en cada comida; con lácteos bajos en grasas; pequeñas porciones de carne y pollo; pescado dos veces por semana, media taza de granos unas tres veces a la semana y bebidas sin agregado de azúcar”.

Una ingesta calórica deseable para quien se encuentra atado a un horario ejecutivo, sería, según la médica nutróloga, de la siguiente manera: hasta 65% de carbohidratos, 30% de grasas y 14% de proteínas.

¿Cómo no ser víctima de los carbohidratos si se pasa todo el día en una oficina?
“Los carbohidratos deben permanecer en una alimentación saludable (arroz, harina o pan), vigilando las grasas que se añaden y el tamaño de la porción”.

¿Cuántas veces debe comer una persona?
“De cuatro a cinco pequeñas comidas al día”.

¿Existen alimentos de oficina?
“No, pero una lonchera bien provista de vegetales y frutas; porciones adecuadas de pastas y arroz; yogurt y galletas integrales constituyen una buena opción. Otra propuesta es ponerse de acuerdo entre todos y encargar comida a una persona que siga las instrucciones de una nutricionista. Una recomendación importante es no llenar las gavetas de chucherías y mantener frutas a mano”.

¿Cómo evitar la tentación de seleccionar los alimentos rápidos?
“Preparándose antes, o sea, no improvisando la alimentación, haciendo una planificación para la semana. Si de todos modos va a una franquicia de comida rápida, recomiendo pedir porciones pequeñas y no comer las papitas fritas ni ingerir el refresco. Se calcula que la mayoría de las porciones de alimentos de la calle son casi el doble de la porción recomendada, así que en esos casos debe comerse la mitad, ya se trate de empanada, cachito o un plato completo de comida. De lo que se trata es que si alguien quiere pesar menos, entonces debe comer menos”.

Coordenada:
Dra. Bethania Blanco
[email protected]
[email protected]
Twitter: @llabanero

 

Compartir

Sobre el Autor

En Estampas compartimos temas de interés para la mujer de Hoy. Tips de salud, belleza, moda, recetas de cocina y mucho más. http://www.estampas.com/

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e