Buscar

Actualizaciones

El TRX como crosstraining del corredor

Compartir

El TRX o entrenamiento de suspensión debe su origen al Capitán de marina Randy Hetrick, quien estaba encargado del entrenamiento de los Navy Seal (buzos tácticos de la marina americana), que tuvo que enfrentarse al déficit de espacio en barcos y submarinos para colocar un gimnasio. El Capitán Hetrick desarrolló un sistema de entrenamiento a partir de un cinturón de un paracaídas cocido a mano que podía colgarse de cualquier soporte para dejar en suspensión al participante del entrenamiento, utilizando básicamente el peso del cuerpo y la acción de la fuerza de gravedad.

El TRX se ha convertido en un sistema de ejercicio físico muy popular, con el cual se puede obtener mejoras en la fuerza muscular a la vez que se trabaja el equilibrio y el balance. Puede ser practicado por deportistas de cualquier edad (desde niños hasta adultos mayores) y adaptable a cualquier nivel de complejidad.

Los cambios de postura corporal en el TRX mueven el centro de gravedad, estimulando el desarrollo de la zona central del cuerpo (core) produciendo aumentos de la fuerza en esta zona, evitando lesiones de espalda y promoviendo estabilidad.

En los ejercicios de suspensión de “remo, tijera o extensión de brazos” típicos del TRX, se trabaja no solo la musculatura de los brazos y espalda sino de la zona central (abdominales).

Por supuesto que para que el TRX tenga efectos en la fuerza y el equilibrio, debe ser realizado con constancia por lo menos dos veces por semana. Y aunque realizado como ejercicio principal es muy bueno, resulta también excelente como ejercicio de cross training. Los ejercicios de cross training son aquellos diferentes al ejercicio principal del atleta, y son practicados para desarrollar y fortalecer otra musculatura a la utilizada en el deporte principal. Por ejemplo los corredores, usualmente se enfocan en el desarrollo de las piernas y gran parte del tiempo de entrenamiento está diseñado para fortalecer sus extremidades inferiores. Pues el TRX puede ayudar a los corredores a desarrollar y fortalecer otros músculos, como la zona central (muy necesaria en la carrera) y la zona superior del torso (pecho, espalda, hombros y brazos) para otorgar balance corporal y mejoras del equilibrio.

El TRX no solo es un excelente ejercicio de entrenamiento cruzado sino que por su adaptabilidad puede ser realizado en cualquier parte (gimnasios, parques, plazas o en tu casa). Lo único que necesitas es tener las cuerdas que venden para tal fin (que las venden en cualquier tienda deportiva) conocer la técnica y la variedad enorme de ejercicios que se han desarrollado para esta disciplina.

Así que puedes incluir al TRX dentro de tus entrenamientos semanales.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Etiquetas:
Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *