Buscar

Accesorios Acondicionamiento físico

Entrenamiento de carrera en casa

Entrenamiento de carrera en casa

Compartir

Como corredores, suele preocuparnos el tener que ponerle pausa a un entrenamiento debido al mal clima afuera o por, el contrario, debido a nuestras ocupaciones que nos llevan a contar con poco tiempo para seguir nuestro plan de entrenamiento al punto de tener que posponerlo.

Lo primero a tener en cuenta es que no tenemos por qué dejar de entrenar. Siempre disponemos de opciones para mantenernos activos y trabajar en algún aspecto de los muchos que se relacionan con la carrera sin sentir que hemos perdido el tiempo por no salir a correr afuera unos cuantos kilómetros.

Para algunos puede resultar nuevo o tal vez aburrido entrenar en casa, pero resulta que no tiene por qué serlo. Una opción es contar con algunos implementos, como ligas, pesas, mancuernas o equipos un poco más sofisticados como una cinta de correr para que puedas subirte a ella y entrenar cuando quieras y puedas sin que el tiempo o el clima sea un obstáculo.

Lo bueno de correr en cinta

Al mal tiempo buena cara, dice el dicho. Aunque para ti no resulte atractiva o no sea tu forma favorita de entrenar, correr en cinta tiene beneficios. No vamos a detenernos acá a enumerarlos todos, pero sí mencionaremos algunos. Uno relevante es que puedes evitar el riesgo de una caída o resbalarte si hace mal tiempo afuera. Es decir, estarás cumpliendo tu objetivo de correr y hacerlo, además de una manera segura.

 Si tu propósito es seguir entrenado para una carrera, otro beneficio de mantenerte activo haciéndolo en una cinta de correr es trabajar en tu zancada. Investigadores hallaron que los corredores tienen longitudes de zancada reducidas y frecuencias de zancada más altas en una cinta de correr en comparación con el correr en asfalto. Esto se debe a la sensación de inestabilidad que se siente mientras se corre fuera. Todo esto puede ayudar a mejorar la forma y reducir las fuerzas de impacto en el cuerpo.

Las mejores cintas de correr en tu casa son aquellas que se adaptan a tu presupuesto y espacio. En ellas además puedes hacer todo tipo de series, fartlek o carreras continuas. Intenta alternar el ritmo entre un ritmo más duro y uno más fácil cada tres o cinco minutos.

Algo importante que puedes realizar para entrenar en casa en una cinta de correr es dividir el entrenamiento en segmentos alternando distintos niveles de intensidad. También puedes hacer un trabajo más fuerte haciendo repeticiones y luego reduciendo la velocidad hasta estar en un nivel de trote.

¿Quieres correr más fuerte? Para esos días que el clima te obliga a quedarte en casa o dispones de poco tiempo, otra alternativa es fortalecer la zona del core. Tan sólo con 30 minutos de ejercicio puedes trabajar esta zona, haciendo rutinas sencillas al menos dos veces por semana. Para muchos de estos ejercicios puede requerir pocos implementos que puedes conseguir en tiendas online como Todo Triatlón. Estos implementos podrán ayudarte en el trabajo de fortalecimiento.

Otra excelente opción es usar bandas de resistencia. Estas te ayudarán a trabajar todo el cuerpo y lo mejor es que son ligeras, económicas y ocupan poco espacio. Son una herramienta muy útil para mantener el cuerpo tonificado y te ayudarán a ganar en fuerza, un aspecto que los corredores solemos desestimar, pero que nos ayuda increíblemente a hacernos más rápidos y eficientes.

Las rodillas, las caderas y la parte baja de la espalda son áreas que reciben la mayor parte del impacto cuando corremos y solemos olvidarnos de entrenar. Por esa razón, es bueno escuchar nuestros cuerpos y aprovechar esos días de entrenamiento dentro de casa para fortalecer las principales articulaciones y huesos del corredor. Sin olvidar que darnos el tiempo para recuperarnos puede ser de mucha ayuda y sin duda nos ayudará a mejorar cada día más.

En estos tiempos de pandemia es muy común pasar muchas horas frente al ordenador, lo que nos lleva a adoptar malas posturas y, muy probablemente, afectar nuestra flexibilidad. Por lo que otra buena idea puede ser trabajar todo lo que es movilidad sin tener que disponer de mucho tiempo. Los ejercicios de movilidad o flexibilidad pueden ayudarnos a ampliar nuestro rango de movimiento, mejorar nuestra flexibilidad y, además soltar un poco el estrés.

Como ves, hay más pros que contras en el hecho de quedarnos en casa a entrenar cuando factores externos, que muchas veces no controlamos, no nos permiten salir a entrenar. Lo que si está bajo nuestro control es seguir cuidando de nuestro cuerpo para mantenernos lo más saludables posibles, sin lesiones, para poder así disfrutar de nuestras carreras al aire libre, pero con nuestras capacidades y condiciones mejoradas.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 3 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

1 Comentario

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *