Widgets Magazine

Entrenar para el maratón de Boston

18

Clasificar para el Maratón de Boston es una meta importante para muchos de los que practicamos este deporte. Si bien Nueva York es el maratón más famoso y emblemático del mundo, Boston se recubre de un halo especial porque requiere de un tiempo clasificatorio según la edad y el sexo. Esto, y su tradición de más de cien años, lo hacen sin duda muy especial.

Un corredor que ha clasificado para Boston viene generalmente de hacer un esfuerzo importante por mejorar sus tiempos y lograr esa clasificación. Muchos la buscan en rutas conocidas por ser rápidas y planas, como Chicago, Ámsterdam o Berlín. Sin embargo, correr en Boston será muy diferente. El atleta se encontrará con una ruta distinta cargada de desniveles que lo pondrán a prueba. Es importante conocer qué nos espera e ir lo mejor preparados posible.

La ruta

Boston comienza en la localidad de Hopkinton con una salida en bajada de casi un kilómetro, que será apenas interrumpida por un ascenso corto de 250 metros, para dar paso a un descenso de casi cinco kilómetros. Sin duda una gran tentación para cualquier corredor. Aquí no vamos a recomendar algo distinto a lo que dicen los expertos, entre ellos el cuatro veces ganador de la prueba Bill Rodgers, quien aconseja resistir la tentación y no apurar el paso en esta etapa.

Posteriormente, en el kilómetro 24,5 un descenso de casi mil metros de longitud nos llevará a la etapa más difícil de la prueba, en Newton, que consiste en superar cuatro subidas que encontraremos hasta el kilómetro 32,5 con la célebre “Heartbreak Hill” o rompecorazones.

Las cuatro subidas de NewtonUbicación (km)LongitudAscenso
125,6k969 metros22,9
228,2k480 metros22,6
330,7k640 metros19,2
Heartbreak Hill32,5k640 metros29,6

Finalmente, después del kilómetro 33, tendremos tres descensos hasta Bacon Street en el kilómetro 37.

El entrenamiento

Una ruta como la antes descrita exige que entrenemos para ello, para lo cual te recomendamos:

  1. Incorporar rutinas de acondicionamiento físico para fortalecer los músculos, haciendo énfasis en los cuádriceps que tendrán que soportar descensos.
  2. Realizar entrenamiento en cuestas y descensos similares al propuesto en el entrenamiento 3/1
  3. Incorporar en los largos tramos en subida, sobre todo en la parte final, digamos después del kilómetro 21.
  4. Diseñar una estrategia de carrera que tome en cuenta las diferencias en la ruta. 

Para ver el mapa oficial de la ruta del Maratón de Boston

Foto: http://runnerskitchen.wordpress.com

 

Compartir

Sobre el Autor

Economista, MSc y MBA. Consultor especializado en mercadeo e investigación de mercados y profesor del IESA. Articulista de Business Venezuela, El Universal.com y Debates IESA. Ha corrido más de 20 maratones dentro de los cuales están los “marathon majors”. Ha participado en diversas carreras de aventura y ultramaratones. En Twitter: @carlosjimenez.

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e