Buscar

Actualizaciones

Erika Olivera aún no sabe si se retira luego de los Juegos Olímpicos

Compartir

 

Erika Olivera es la segunda de seis hermanos de una familia nacida en la comuna de Puente Alto. Desde pequeña se dedicó al deporte logrando varios objetivos personales, entre ellos representar al país por todo el mundo.

Pero la vida de esta esforzada mujer nunca ha sido fácil. Con una familia unida que siempre se encarga de apoyarla, ha tenido que luchar constantemente por financiar su carrera.

A tres meses de viajar a representar al país en los Juegos Olímpicos, y mientras sus pares se encuentran en pleno desarrollo de sus ultimos entrenamientos para la cita deportiva, Olivera debe competir en otras carreras que le permitan reunir el dinero para asistir a sus compromisos futuros, incluyendo la justa planetaria, a pesar de los riesgos físicos que esto le trae.

“Este año corro el Maratón de Santiago simplemente por el dinero, necesito tener los medios económicos, solamente lo hago por eso, es mi trabajo y si no me siento apoyada como ahora, me veo obligada a competir en este tipo de carreras”, dice la ganadora del 42K en el 2011.

Además, la atleta nacional, se queja porque, según ella, en este país no se preocupan de proteger a los deportistas. “En este Maratón voy a estar porque nadie se ha encargado de cuidarme económicamente, nadie me dice que estará conmigo, que me ayudará y que no corra para que me cuide de las lesiones. Como eso no sucede, tengo que disputar la prueba, a pesar de los riesgos”, añade.

La mejor maratonista del país, que entre sus triunfos destaca la medalla de oro que obtuvo en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999, cambio el tono de su voz al hablar de este tema. Ella misma reconoce que para obtener buenos resultados debe establecer un plan de trabajo, sin embargo, esto le ha sido casi imposible.

“Hoy no hay mucha claridad y seriedad en los dirigentes encargados de financiar los proyectos. A fines de diciembre me dijeron que no había plata, no sé en qué parte estoy y tampoco sé quiénes son los responsables, pero no quiero pelear y ser mal agradecida, pero que te digan que no hay dinero es una dificultad, me dicen que la ayuda está pero después eso no se concreta, entonces es difícil planear algo”, indicó.

A pesar de esto, Olivera valora que competencias como el Maratón de Santiago se hagan en el país, ya que considera que es la oportunidad perfecta para demostrar lo que vale un deportista y así dejar en claro que una persona que quiere representar al país necesita de apoyo.

“Trato de mostrar a todos que soy una buena competidora y sobre todo porque me queda poco tiempo en la actividad y participar aquí significa hacerlo de otro forma, sin presión, más tranquila porque ya clasifiqué a los Juegos Olímpicos de Londres y que sepan que se necesita toda la ayuda posible”.

Cerca del retiro

A sus 36 años, Erika Olivera asegura que diferentes especialistas le pronostican buen futuro, que según su condición física, fácilmente puede estar en otros Juegos Olímpicos o en los Odesur que se disputarán en el país el 2014, pero la situación no es tan auspiciosa.

Precisamente la cita en Londres será un punto clave para decidir lo que viene, aunque el panorama no lo ve muy favorable y estaría pensando en dejar la actividad.

“En estos momentos me siento más fuera que dentro del atletismo, pero es algo muy personal, no es una decisión tomada ciento por ciento, pero es algo que está ahí presente. Todo va a depender del respaldo que reciba de los dirigentes, pero que quede claro que si me retiro es simplemente por falta de apoyo”.

A pesar de esos inconvenientes que la tienen con la mente puesta en buscar ayuda económica que centrada en lo deportivo, Erika Olivera continúa preparándose para buscar siempre el primer lugar en las pruebas que participe.

La maratonista practica todos los días haciendo kilometraje, además de mantener una alimentación estricta a base de carbohidratos, pero también se preocupa de tener mediciones constantes sobre su cuerpo. Muchos de estos exámenes se los realiza en Puerto Montt donde vive su actual entrenador, Claudio Ávila. Ahí se somete a pruebas de evaluación de consumo máximo de oxígeno y masajes junto a su cuerpo técnico. Todo pensado en su viaje a Londres.

A pesar de todos los problemas, dice está lista para disputar el Maratón de Santiago 42K en la categoría Damas 35 a 39 años. Sobre los Juegos Olímpicos añade que irá cueste lo que cueste porque se lo ha ganado y nadie le va a quitar el derecho de asistir e intentar repetir el lugar 27° que logró en Sidney 2000.

Fuente: Emol Deportes

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *