Widgets Magazine

Frutas que curan (2/2)

0

¡Lee la primera parte de este artículo aquí!

Beatriz Cardona /Estampas

En la segunda parte de este artículo, la Revista Estampas continúa mencionando algunas de las frutas que más beneficios otorgan al organismo.

uvas

Uva
Eficaz depurativo
Está considerada como un delicioso alimento medicinal, debido a que sus nutrientes naturales activan el organismo. Además de ser fuente importante de vitamina C y contener betacaroteno, aporta vitaminas del grupo B, esenciales para el equilibrio nervioso. Entre los minerales que posee destacan: potasio, cobre y hierro; aunque, en menor cantidad, también contiene calcio, fósforo, magnesio, manganeso, azufre y selenio. Es una fruta muy energética, pues abunda en hidratos de carbono de rápida asimilación, que se enlentece gracias a su fibra. Contra lo que se suele creer, su índice glucémico no es alto, sino medio. Por otra parte, los estudios demuestran que gracias a sus fitoquímicos, la uva ayuda al equilibrio glucémico de la sangre, porque estimula el páncreas y la producción de insulina. Por todo ello, resulta idónea para mejorar el estado de ánimo y para reponerse del cansancio, en virtud de combinar los carbohidratos con las vitaminas B. Pero, lo que hace de ella un elemento tan singular es que se trata de una baya y, como tal, es rica en fitonutrientes: las de color negro son ricas en antocianinas y resveratrol, mientras que en las verdes destaca la quercitina. El efecto de todas estas sustancias sobre la salud es tan evidente que ha provocado numerosos estudios al respecto, por sus poderosos efectos antiinflamatorios, antimicrobianos y anticancerígenos.

pineapple

Piña
Aliada de la digestión
El principal componente nutritivo del ananas comosus, su nombre científico, es el agua (85 por ciento), de ahí que sea un alimento muy bajo en calorías. También es rico en vitaminas, principalmente C, A y B1, así como en ácido fólico.

Sin embargo, su elemento de mayor interés es la bromelina, una enzima que le confiere un especial uso medicinal, debido a que ayuda a digerir las proteínas, descomponiéndolas en aminoácidos, lo que la convierte en una fruta muy digestiva. Asimismo, como suplemento alimentario, es excelente para quienes practican mucho ejercicio físico, ya que es ligera para digerir y aporta una buena cantidad de azúcares y vitaminas. También es diurética, mostrándose útil en tratamientos de procesos inflamatorios, edemas y como suplemento para evitar la retención de líquidos. No obstante, el consumo excesivo de piña puede estar contraindicado en personas que sufren de úlcera gastroduodenal y de gastritis, debido a su contenido en ácidos y por su capacidad para aumentar la producción de jugos gástricos.

mangos

Mango
Regalo para el cuerpo
Si alguno tiene derecho a sentirse el rey de las frutas tropicales, ese es el mango, tanto por su excelente sabor como por sus ventajas para la salud en general y para el corazón en particular. Como todas las frutas, es rico en hidratos de carbono, pero no aporta tantas calorías como su sabor dulce puede hacer pensar: 100 g representan 65 calorías. Es, sobre todo, una fruta con un gran poder antioxidante, pues proporciona cantidades significativas de los tres nutrientes antirradicales libres más importantes: vitaminas C, E y betacaroteno, que ayudan a prevenir las enfermedades degenerativas en general y, especialmente, los problemas cardíacos, el cáncer y la diabetes. Una ración de 200 g al día de mango ofrece el siguiente valor nutricional: 30 por ciento de las necesidades diarias de vitamina A; su contenido de vitamina C es excepcional, pues dicha cantidad cubre sobradamente las necesidades diarias de cualquier adulto. También es una fuente excelente de vitamina E, ya que una pieza, de igual proporción, suministra 23 por ciento de la cantidad diaria recomendada. Además, la mangifera indica, como se le denomina científicamente, posee propiedades para combatir procesos inflamatorios, bacteriales y virales.

limon

Limón
Medicina refrescante
El color y sabor del citrus limonum, según su nombre científico, ya indican que se trata de una fruta muy especial: no es un alimento calórico, pero su valor terapéutico es muy extenso. Contiene ácidos orgánicos y terpenos, unas sustancias que le atribuyen cualidades anticancerígenas; y flavonoides con efecto antioxidante, que además refuerzan la acción de la vitamina C. Uno de los fitoquímicos del limón más estudiados, por su potencial para promover la salud y por su seguridad, es un terpeno denominado limoneno. Tanto es así que los científicos intentan hoy diseñar alimentos enriquecidos con limonoides para prevenir el cáncer y muchas otras enfermedades. En concreto, se ha sugerido que dichos componentes podrían reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, hipertensión, cataratas, infarto y algunos cánceres, aunque faltan estudios en humanos para extraer conclusiones definitivas. El limón está especialmente indicado para la prevención y tratamiento de los siguientes trastornos: digestivos, vasos sanguíneos, infecciosos, broncopulmonares, anemia, insuficiencia hepática y reumatismo.

En definitiva, las frutas son fuentes irreemplazables de vitaminas y minerales, por lo cual deberían ocupar un lugar de mayor preponderancia dentro de la alimentación diaria, a fin de garantizar al organismo los nutrientes necesarios para asegurar una mejor calidad de vida.

Compartir

Sobre el Autor

En Estampas compartimos temas de interés para la mujer de Hoy. Tips de salud, belleza, moda, recetas de cocina y mucho más. http://www.estampas.com/

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e