Buscar

Actualizaciones Maratón Olímpico

Hace un siglo un suramericano participó por primera vez en el maratón olímpico

A un siglo, del primer maratonista sudamericano en los Juegos

Compartir

Hace exactamente un siglo –el 22 de agosto de 1920- se produjo la primera participación de un atleta suramericano en el maratón de los Juegos Olímpicos. Fue en Amberes (Bélgica), en un acontecimiento deportivo que se retomaba luego de la pausa obligada que significó la Primera Guerra Mundial y que obligó a cancelar los Juegos de 1916. Y también Amberes 1920 se realizaba todavía con las secuelas de una pandemia que azotó a gran parte de Europa y nuestro continente: la llamada “gripe española”.

            Chile fue el primer país suramericano en presentar equipo atlético en los Juegos Olímpicos. Ello ocurrió en Estocolmo (1912), cuando también se fundó la Federación Internacional de este deporte, hoy conocida como “World Athletics”. Y Chile también fue el único de los países del continente con presencia en Amberes, ya que recién cuatro años más tarde, en París, se incorporaron atletas de la Argentina, Brasil y Ecuador.

            Pero aquella participación chilena en Amberes se limitaba a dos valores: el lanzador de jabalina Arturo Medina MacKay –luego, un prestigioso director de música clásica- y el fondista Juan de Dios Jorquera.

            Se cuenta que Jorquera llegó a correr “ultramaratones” de 100 km en la década anterior. El 26 de mayo en Buenos Aires se disputó el torneo internacional “Iniciación”, en coincidencia con la fundación de la Consudatle y fue el antecedente inmediato a los Campeonatos Suramericanos. En ese torneo se realizó un maratón de 40,2 km. por las calles porteñas, ganado por Jorquera en 3:28.4 segundos.

Dos años más tarde, participó en las pruebas de pista del Suramericano realizado en los Campos de Nuñoa, en Santiago de Chile, donde se proclamó campeón de los 5.000 y 10 mil metros llanos, con 16m11s6 y 33m13s6, marcas que fueron homologadas como récords suramericanos.

            Con esas actuaciones obtuvo –además de gran popularidad en su país- la nominación para los Juegos de Amberes.

            Según citan los investigadores David Martin y Roger Gynn en la más completa y rigurosa historia de la especialidad (“The Olympic Marathon”), “la carrera en Amberes se largó a las 16.12 de la tarde de aquel domingo 22 de agosto, con un clima sorprendentemente fresco, considerando el verano europeo”. Participaban 48 atletas (30 de ellos europeos) procedentes de 18 países y, como mencionábamos, por primera vez un corredor suramericano.

            Los tramos iniciales fueron dominados por el surafricano Chris Gitsham, pero a mitad del recorrido ya le acompañaba en la punta el finés Hannes Kolehmainen, y se les cronometró 1:13.10 segundos para ese pasaje. Kolehmainen quedó como líder en solitario a partir del kilómetro 27, mientras que el sudafricano fue decayendo y se retiró en el 37. También, a esa altura, aceleró el estonio Jüri Lossman, aunque no lo suficiente para alcanzar a Kolehmainen, quien confirmó su condición de gran favorito y lo aventajó por trece segundos.

            El recorrido fue de 42 kilómetros y 750 metros –mayor que la distancia clásica, establecida desde los Juegos de 1908- y la marca de Kolehmainen fue considerada de gran nivel para la época: 2:32:36 segundos. Lossman marcó 2:32:49s para la medalla de   plata, mientras que el bronce correspondió al italiano Valerio Arri con 2:36:33s. Se permitían hasta cuatro corredores por país y así Finlandia –la gran potencia del atletismo de fondo por varias décadas- colocó a sus cuatro representantes en el top 10, incluyendo a Traveti Kolehmainen, el hermano de Hannes, en el décimo lugar.

            Abandonaron 12 de los que habían largado en el Beerschot Stadium. Y el chileno Jorquera ocupó el 33° puesto en 3:17 minutos. 47 segundos.

Johannes Petter Kolehmainen –tal era su nombre completo- había nacido el 9 de diciembre de 1889 y corrió su primer maratón cuando apenas tenía 17 años. En septiembre de 1909 compitió en tres maratones (dos de ellos en pista) en menos de cuatro semanas, dando prueba de su fervor atlético. Pero después se concentró en distancias más cortas, convirtiéndose en una de las estrellas de los Juegos Olímpicos de Estocolmo, cuando se proclamó campeón de los 5.000 y 10 mil metros llanos, y del cross country.

Luego se radicó en Estados Unidos, tomó la nacionalidad de ese país y llegó 4° en el maratón de Boston de 1917, que se disputó pese a la guerra. Finalmente volvió a Finlandia, para quedar como parte de aquella maravillosa e imbatible generación de fondistas, que tenía nombres como Paavo Nurmi, Ritola o Volmari Iso-Hollo. Tras su victoria en Amberes, Kolehmainen se adueñó de dos récords mundiales en carretera (25 y 30 km), pero abandonó en los Juegos Olímpicos de París y también, en la clasificatoria de su país para Amterdam en 1928.

La participación de Jorquera anticipó las que serían las grandes performances de atletas sudamericanos en el maratón olímpico: su compatriota Manuel Plaza, sexto en París, ascendió al podio en Amsterdam con su medalla de plata. Cuatro años más tarde, en Los Angeles, el argentino Juan Carlos Zabala alcanzó la gloria de la medalla de oro con un récord olímpico de 2:31:36 segundos.

Y 16 años después, en los Juegos de Londres, fue emulado por su compatriota Delfo Cabrera. Reinaldo Gorno, también argentino, logró la medalla de plata en Helsinki (1952), detrás de la “Locomotora Humana”, el checo Emil Zatopek. Y la hazaña más reciente –Atenas 2004- le correspondió al brasileño Vanderlei Cordeiro de Lima con su medalla de bronce, en una carrera donde lideraba y fue detenido por un intruso a la altura del km. 37.

Fuente: ConSudatle

Foto: Lossman (2°) y Kolehmainen (1°), después de la llegada.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *