Buscar

Actualizaciones Noticias

Historias de automóviles en maratones

El británico Ross Edgley y el Mini Cooper

Compartir

El maratón es una de las competencias estrella del atletismo. Primero, porque no cualquiera puede recorrer 42 kilómetros sin detenerse. Segundo, figura en el programa de los juegos olímpicos desde Atenas 1896, basado en el mito del soldado griego Filípides que recorrió una distancia inmensa (exactamente 42 km y 195 metros), desde Maratón hasta Atenas, para llevar la noticia de que el ejército persa había triunfado.

A pesar de que esta competencia se basa en un esfuerzo extraordinario del cuerpo humano, a continuación veremos numerosas historias en las que los automóviles tuvieron una participación destacada.

Correr con un Mini Cooper en la espalda

El británico Ross Edgley es conocido por sus extraordinarios -y extravagantes- desafíos. Exjugador de waterpolo, tiene entre sus logros el haber nadado atado a un árbol desde Martinica a Santa Lucía. Para lograr estas hazañas, nada todos los días en agua de mar, lo que le produjo algunos padecimientos en la lengua y en el cuello, en este caso por el contacto con medusas. En 2016, Edgley sorprendió al mundo al completar 42 kilómetros en 19 horas y 36 minutos. ¿Lejos de los récords de maratón? Por supuesto. El pequeño detalle es que el británico lo hizo con un Mini Cooper atado a la espalda. Para mover este bólido de 1515 kilos, tuvo que entrenar ocho meses por España, Inglaterra y Francia.

¿Qué hubiera pasado si se dañaba un neumático del vehículo? Ross Edgley tendría que haber comprado neumáticos nuevos. Afortunadamente para él, existen sitios web de automóvil especializados, donde podría seleccionar temporada, velocidad y fabricante. Por ejemplo, aquí en www.recambioscoche.es.

Un maratón en menos de dos horas

En octubre del año pasado, el keniata Eliud Kipchoge pasó a la historia por bajar el récord de un maratón a 1h59:40. Eso implicó derribar el histórico muro de las dos horas. ¿Hubo algún secreto para semejante hazaña? Sí, ya que además de un entrenamiento exigente, acorde a semejante estrella del atletismo, el keniata recibió la ayuda de un automóvil que iba adelante marcándole el ritmo que debía llevar. Además, otros siete corredores protegieron a Kipchoge del viento, en una pista llana, sin ningún tipo de irregularidad.

Y si hablamos de automóviles que marcan el ritmo, el técnico de autodoc.es se mueve como bailarín para hacer una receta navideña en este vídeo de youtube. Lejos de las casi dos horas del keniata, la demostración dura apenas un minuto y 6 segundos.

El trágico ganador de un auto

Dario Dangelo, corredor de la localidad entrerriana de Concordia, en Argentina, sufrió un ataque cardíaco mientras participaba del denominado «Maratón de Reyes», a comienzos de 2017. La fatalidad sucedió en el kilómetro 8. Dangelo recibió auxilio a manos de otro competidor, médico rosarino, que no pudo evitar el fallecimiento.

Lo más curioso es que la competencia siguió. Y no solo eso sino que en el sorteo posterior, Dario Dangelo resultó ganador de un auto. Estupefactos, los organizadores decidieron darle el premio a la familia del fallecido.

Tres historias

Estas tres historias demuestran que, en la actualidad, el atletismo no solo se trata de hasta dónde se puede exigir el cuerpo. Intervienen factores externos como condicionantes, ayudas extra o el azar.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 3 / 5. Recuento de votos: 3

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

1 Comentario

  1. Juan Manuel 21/01/2020

    Chicos, la distancia entre Maratón y Atenas son 190 km

    Responder

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *