Buscar

Actualizaciones Maratón Olímpico

La maratón más histórica la de los JJOO de Londres 1908

maratón olímpico Londres 1908

Compartir

Estás olimpiadas iban a realizarse en Roma, pero el 7 de abril de 1907 hizo erupción el volcán Vesubio, dejando la ciudad de Nápoles sepultada. La solución fue reconstruir esta ciudad y para ello utilizaron el fondo monetario con el que se organizarían los juegos.

Se elige Londres como la nueva ciudad en la que se celebraran estos juegos, la cual tenía una experiencia organizadora en eventos deportivos considerada como pionera por muchos países.

En esta ocasión, se construyó el estadio donde se llevarían a cabo las olimpiadas llamado “Shepperd’s Bush”, más tarde conocido como “Estadio White City”, el cual estaba ubicado en las afueras de Londres y tenía una capacidad para 68.000 espectadores.

La ceremonia de inauguración estuvo presidida por el Rey Eduardo VII y, su esposa, la Reina Alejandra, quienes estaban acompañados también por los Príncipes de Grecia, Suecia y Gales.

En estas olimpiadas fueron representados 22 países por un total de 2008 atletas, de los cuales 37 eran mujeres.

En cuanto al maratón, por órdenes de la Reina Alejandra, la salida de esta prueba se realizaría desde el Palacio Real de Windsor, con el fin de que sus nietos pudieran ver en directo, desde la residencia, la salida de esta prueba clásica.

Es a partir de este momento cuando se oficializa la distancia para este y todos los maratones hasta el día de hoy, que es de 42.915 kilómetros. Esto se debió a que a los 41 kilómetros se le sumaron otros 1.819 kilómetros, aproximadamente, distancia que equivalía al rodeo que se realizó para complacer a la reina.

Fue una de las pruebas más arduas, no solo por la distancia, sino por los desniveles que había en el recorrido. El atleta Dorando Pietri efectuó su llegada al estadio, pero se equivocó en la dirección de llegada. Rectificando inmediatamente, agotado y sin fuerzas para mantenerse de pie, continuó cayéndose y levantándose varias veces. Cuando estaba a solo 10 metros de la meta, una vez más cayó al suelo y los propios jueces le ayudaron a levantarse y continuar hasta la cinta de llegada como vencedor, para caer extenuado por el esfuerzo realizado.

Sin embargo, ante la protesta de la delegación de EE.UU, Dorando Pietri fue descalificado, quedando como ganador el americano John J. Hayes. Pese a esto, el atleta italiano recibió una copa bañada en oro de parte de la Reina Alejandra, como reconocimiento por su esfuerzo de llegar a la meta.

Es posible que su gran triunfo haya sido el no ganar, pasando a la historia olímpica como el dramático perdedor de una medalla de oro. Cien años después, en Milán se erigió una estatua que honra su hazaña, mientras que del americano Hayes nadie se acuerda.

Este es un ejemplo de como un participante, aún sin ganar, haya pasado a la historia del olimpismo durante estos juegos.

Si deseas conocer más anécdotas y curiosidades de estos juegos olímpicos (Londres 1908), te invitamos a visitar el blog de Tomás Barris, insigne estrella del atletismo español.

Tomás Barris

Fue el primer atleta español en disponer de un manager deportivo. Su mejor marca la consiguió hacer en su prueba favorita, los 1500 metros lisos, en la ciudad de Turku. Su tiempo fue de 3:41:7, convirtiéndose en la 13ª mejor marca de todos los tiempos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

1 Comentario

  1. muy bueno el articulo, gracias por esta reseña a los deportes……….

    Responder

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *