Buscar

Actualizaciones Blogs

Las 6 razones porque “Todos lo sabemos pero…”

Compartir

 

Hace algunos días leí un artículo, de mi amigo Rafael Franquiz, titulado ¨Todos lo sabemos pero…¨.

El artículo hablaba sobre los efectos negativos en la salud al consumir comida chatarra y tener una vida sedentaria. El tema me resultó interesante porque desde muy joven, siendo bailarina, y como Instructora de Zumba y Training bike, siempre tuve un estilo de vida donde cuido mucho mi alimentación. Sin embargo, la afirmación que les cito a continuación, fue como un vaso de agua fría en la cara:

“Todos, en líneas generales, conocemos estos factores que nos hacen daño. Pero muchos hacen poco o nada por evitarlos”.

Sencilla pero lapidaria afirmación, que abrió un espacio de reflexión y en mi cabeza retumbaba una y otra vez :¿Por qué? “Todos lo sabemos pero…” Esta pregunta tenía mucho tiempo dando vueltas en mis pensamientos. Así que, decidí comenzar a escribir mis reflexiones. He aquí 2 de las 6 razones que encontré.

Razón nro. 1: “No soy un atleta Elite”

Como instructora, uno de mis principales objetivos, ha sido tratar de instruir a las personas comunes, que trabajan, tienen familia y rutinas agitadas, que para tener un estilo de vida saludable e integral, no es necesario ser un “atleta de alto desempeño”.

Nos han dicho a lo largo de las décadas que comer sano no es rico y que mantenernos activos es un proceso doloroso y aburrido. La comida rápida se ha adueñado de nuestras atareadas rutinas y las cadenas de restaurantes han proliferado de manera vertiginosa. Sólo Mcdonalds tiene 33.000 restaurantes en 118 países y Subway 36.000. Así que, al final del día es más fácil pasar a comprar algo ya listo o preparar algo “rapidito” congelado en el microondas con tal de no cocinar. Finalmente, sin darnos cuenta, vamos cayendo en la tentación de la grasa, la sal, el carbohidrato y el azúcar.

Por otra parte, la industria de las píldoras, bebidas, parche o aparatos milagrosos, promueven la idea de que mantenerse activo es una tortura y venden millones de dólares al año con la promesa: “pierda 20 kilos en 10 días, sin dietas, sin sudar y sin esfuerzos”. Ni hablar del mundo de la cirugía estética. En muchos países como Estados Unidos y Venezuela, existen líneas de crédito para hacer más accesible las cirugías estéticas y masificarlas aún más. Cada vez es más común las mujeres y hombres que prefieren someterse a un proceso de liposucción que extrae de manera automática los tejidos grasos del cuerpo, con tal de no someterse al “ejercicio y a las dietas”.

Soy una firme creyente de que podemos comer sano con ricas recetas, y que de vez en cuando un “pecadito” es permitido, es parte de la diversión. Lo importante es que sepas compensar a tu cuerpo después con comida sana. Mantenerte activo puede ser divertido, sólo tienes que encontrar lo que más te guste hacer, jugar, correr, caminar, hasta saltar la cuerda cuenta

Razón nro. 2: “Ella no trabaja, tiene tiempo para eso. Ojala yo tuviera tiempo”

A mi llegada a vivir en los Estados Unidos, estuve por primera vez en muchos años, en lo que llamamos “año sabático”. Estudiaba inglés, daba clases de Zumba, Spinning y me dedicaba a mi familia.

En el trabajo, mi esposo conversaba con sus colegas mujeres de la oficina, y les comentaba, cómo a mis casi 40 años y luego de tener una hija, aún seguía manteniéndome en forma. Ellas replicaban y decían:

“claro ella no trabaja en la calle, tiene tiempo para eso”

… Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia….

Esta es una de las principales excusas de un gran número de personas que mantienen una vida sedentaria, de mucho estrés, mala alimentación y sobre peso.

En mi caso, ese “año sabático” fue la excepción a la regla. Toda mi vida desde hace por lo menos 12 años he trabajado y me he mantenido activa. Daniela, mi hija, tiene 14 años y fui madre soltera por mucho tiempo. Actualmente trabajo para una empresa aquí en Miami, con una rutina muy demandante de viajes dentro y fuera del país, me ocupo de mi casa y mi familia, aun así guardo un rato para mantenerme activa, cocinar sano y esparcir mi mente. Mis zapatos de correr, así como mis videos de Zumba, son equipaje obligado en mis viajes. Donde quiera que vaya evito comer exceso de grasa, azúcar y carbohidratos. Hoy uso la misma talla de pantalones que usaba cuando tenía 15 años.

Así que, media hora es mejor que nada y al menos 3 veces por semana, es beneficioso. Siempre he pensado que con un paso a la vez, se recorren caminos enteros. Haz cambios paulatinos a tu rutina, una vez que te ajustes a ellos entonces agrega otros. Recuerda, todo es perspectiva, una hora al día es apenas el 4% de tu tiempo.

La próxima semana estaremos compartiendo y reflexionando otras dos razones, ¿has pensado tu en algunas de tus razones?, puedes compartirlas con nosotros en este espacio.

¡Nos vemos en la próxima!

 

Foto: Photo.com

 

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *