Buscar

Actualizaciones Mujeres de Carrera

Lo que te da el running: La fortaleza interior de Kely Díaz

La corredora popular Kely Díaz

Compartir

Nuestra lectora Kely Díaz (@Kelyho) nos comparte su relato de vida en los maratones y carreras de calle.

Para muchas personas sé que al principio correr es una tortura, si me pagaran por cada vez que escucho ”yo corro para alcanzar al bus y llego cansada” tuviera una fortuna.


Las personas creen que correr para alcanzar el bus, o en algún momento que lo ameritaba es la misma velocidad con la que saldrías a correr 5k y ¡No! NO es así, para nada. De seguro no te llevarías el mismo calzado o la cartera contigo y una bolsa de las compras en la mano.


Cuando empecé a correr tenía 17 años y buena condición física, pero con el tiempo mis hábitos alimenticios cambiaron para mal, cada vez me costaba correr más, aunque corría, no tenía una alimentación saludable y llegue a ganar entre 15 a 20 kilos. Después de unos años descubrí que correr me daba la sensación de libertad, me ayudaba a reducir el estrés y a sobrellevar el insomnio, que hoy en día ya no tengo.


A mis 24 hice el primer maratón (El Maratón de Paris) la manera en la que yo veía al running cambio, me preparé yo sola escuchando mi cuerpo y ya empezaba a comer saludable siguiendo algunos tips en redes sociales. Mi meta era solo terminarlo y recuperar mi figura y así fue. Una de las carreras más linda que he hecho, recuerdo la emoción al llevar mi numero con mi nombre y nacionalidad en mi camisa, en una ciudad tan hermosa como Paris, era abril y el cielo estaba súper azul, había música por todos lados y los bomberos guapísimos organizando a los corredores, también recuerdo que al kilómetro 30 vi a un chico con la camisa de Venezuela, para ese entonces yo tenía tiempo sin ver a mi familia y no pude contener el llanto, (que no ayudo para nada correr y llorar al mismo tiempo) pero aun así no me detuve, agarre impulso a seguir, me dolían todo de la cintura para abajo, pero se me pasaba cuando escuchaba a los franceses y espectadores decir – allez, allez! Kely (¡vamos, vamos!).

Fortaleza y aprendizaje


Competir es una experiencia maravillosa te da mucha fortaleza y aprendes mucho sobre ti, lo que más me impacto es lo lejos que puedes llegar con barras, que te animen con tan solo un ”vamos que tú puedes” aún más si es con un acento bonito y viendo los bomberos de Paris ¡Jumm!


Apoyo al running sin música y escuchando tu cuerpo, tu respiración y prestando atención a como te sientes. En el 2018 en Connerma, Irlanda, tuve la carrera más larga que he hecho, fue de 62.2k. La hice en 6:57h, sin música, sin espectadores humanos, solo ovejas y el sonido ¡mehhh! ¡Mehhh! supongo que decían ¡Vamos Kely! en irlandés. Fue la meditación más larga que he tenido. La manera que me motivo me da risa, me digo chistes o me trato con cariño, a veces no tanto, pero siempre funciona, sin mirar mucho el reloj, el reloj sirve como una guía mas no dejo que determine mi carrera, ese es mi estilo.

Hay muchas maneras de correr y solo tienes que empezar poco a poco intentando descubrir cuál es la manera que disfrutas más, puede que disfrutes hacerlo rápido o con música no importa, yo tengo mi manera muy única y la disfruto al máximo.
cuando corro paso por etapas: los primeros 10-15 minutos a veces es: – ”hace frio, estoy cansada, solo una vuelta y ya”. Después: – ‘’oye tengo energía hoy”. luego: – ”sigue creo que dos vueltas” y más tarde es – ”vale media vuelta más y me voy”. Realmente es una meditación, solo escucho y sigo sin dejar de poner un pie adelante, solo escuchando a tu cuerpo más que a tu mente. Si hubiese escuchado a mi mente todos estos años me hubiese perdido de muchas cosas.


Entendí que running me da más que un número de llegada y medalla, me da fortaleza interior, me enseña mucho de mí, me da terminación y buena actitud con mucho humor, entendiendo que cada quien corre su propio maratón en la vida a su propia velocidad, que no todos entrenamos igual porque nuestras metas son distintas, la clave es no rendirse y seguir paso a paso hay medallas para todos. Estoy segura que tú puedes hacer 5k y hasta más solo escucha a tu cuerpo y se constante en tus entrenamientos. ¡Vamos que tú puedes!

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 7

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *