Buscar

Maratón Olímpico

El maratón de los Juegos Olímpicos de París 1924

Compartir

Después del gran fracaso de los Juegos Olímpicos París 1900, considerados como los peores organizados en la historia, es lógico pensar que el Presidente del COI, el Barón Pierre de Coubertín, tenía en mente resarcir en un futuro no lejano, el desastre que tuvo lugar en su propio país: Francia.

Dos décadas tuvieron que pasar para que Francia demostrara al mundo su capacidad de organización al lograr realizar unos juegos impecables en la capital francesa en 1924.

Si se debe mencionar el nombre de un atleta que dejó una huella imborrable en estos juegos, es sin duda Paavo Nurmi, reconocido como el más “grande de todos los tiempos”. Durante este evento deportivo consiguió ganar 5 medallas de oro en las pruebas de 1500 y 5000 metros, con un intervalo entre ambas inferior a una hora, dejando constancia de su gran capacidad de recuperación.

El atleta finlandés además de ganar la prueba del Cross Country Individual y la de relevos de 3×3000 metros, finalizó su memorable actuación al conseguir su quinta medalla en el Cross Country por equipos.

Si sumamos las medallas que obtuvo en los juegos de Amberes (3 medallas de oro y 1 de plata), y las que posteriormente obtuvo en estos y los juegos de Ámsterdam de 1928, posee un total de 12 medallas olímpicas que justifican que sea el atleta más grande y exitoso de la historia olímpica.

El atleta finlandés Albín Stenroos, de 35 años, decidió participar en el maratón de los Juegos Olímpicos París 1924, a pesar que no había corrido esa distancia en quince años. La gran cantidad y calidad de atletas de Finlandia para esta época, en los 5000 y 10.000 metros, le hizo ver mayor posibilidad de triunfar en el maratón. Es así como el 18 de mayo consigue clasificar en el equipo finlandés para estos juegos.

El maratón olímpico se llevó a cabo el 13 de julio, en las afueras de París, con una participación de 58 atletas que representaban 20 países. Pero lo que realmente hacía dura esta prueba era el fuerte calor. Pese a esto, Stenroos se mantuvo desde el inicio en las primeras posiciones y fue a partir del kilómetro 19 cuando marcó su gran ventaja, yéndose en solitario.

Albín Stenroos obtuvo la medalla de oro al cruzar la meta con un tiempo de 2:41:22. Seis minutos después, el italiano Romeo Bertini consiguió la medalla de plata con una marca de 2:47:19 y el tercer lugar lo ocupó el estadounidense Clarence DeMar, con un tiempo de 2:48:14.

Cabe destacar que Finlandia logró, en estos juegos, un total de 37 medallas y solo pudo ser superado por el equipo de los Estados Unidos. Ville Ritola, ganador de los 10.000 metros y la carrera de obstáculos de 3000 metros, Albín Stenroos, ganador del maratón, fueron algunos de los que acompañaron a Paavo Nurmi y que recibieron el elogio de todo el mundo con el calificativo de los “finlandeses voladores”.

Finalmente, Paavo Nurmi sentó un precedente por ser quien usara al correr, por primera vez en la historia, un reloj de pulsera para medir el tiempo y calcular su velocidad de carrera. Para esta época, esto se consideró una ventaja tecnológica. En la actualidad, infinidades de corredores hacen lo mismo en casi todas las pruebas de fondo y marcha atlética.

Si deseas conocer más anécdotas y curiosidades de estos juegos olímpicos (París 1924), te invitamos a visitar el blog de Tomás Barris, insigne estrella del atletismo español.

Tomás Barris
Fue el primer atleta español en disponer de un manager deportivo. Su mejor marca la consiguió hacer en su prueba favorita, los 1500 metros lisos, en la ciudad de Turku. Su tiempo fue de 3:41:7, convirtiéndose en la 13ª mejor marca de todos los tiempos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Artículo Previo
Próximo Artículo

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *