Buscar

Maratón Olímpico

Los Juegos Olímpicos de Helsinski en 1952

Compartir

Después de los Juegos Olímpicos en Londres, los que se llevaron a cabo en la capital finlandesa pueden considerarse como la vuelta a la normalidad de este evento deportivo gracias a la mejora económica que muchos países habían experimentado.

Finlandia, país al que se le habían otorgado los juegos previstos para 1940 y que debido a la Segunda Guerra Mundial no se realizaron, asumió la responsabilidad de estos juegos con entusiasmo y respondió con una perfecta organización, con el apoyo de todas las instituciones del país y el fervor de toda la ciudadanía, dando a conocer al mundo su gran capacidad para llevar a cabo un evento tan importante como lo son los Juegos Olímpicos.

En las olimpiadas participaron 69 países con un total de 4.955 deportistas de los cuales 519 eran mujeres. Estos atletas pudieron presenciar de cerca la ovación estruendosa que se generó cuando el atleta Paavo Nurmi realizó su entrada portando la antorcha olímpica que sería encendida en las ruinas de Olimpia. Cabe destacar que antorcha fue mezclada con otra que había sido encendida posteriormente al norte de Finlandia con el Sol de medianoche. Este acto simbólico representó la unión entre los países del norte y del sur.

Se debe señalar también que, por primera vez después de la Revolución Bolchevique de 1917, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) hicieron acto de presencia y que, para los Juegos de Estocolmo en 1928, aún mantenían su denominación como delegación de Rusia. Además, Alemania también se presentó con dos delegaciones: una era de la zona oeste y otra de la zona este, lo cual fue producto de la guerra fría entre oriente y occidente.

Una de las actuaciones relevantes en estos juegos fue la del atleta checo Emil Zatopek, sin duda alguna. Zatopek, que también había participado en los Juegos de Londres, dejó la impronta de su gran calidad al ganar el oro y la plata en las pruebas de fondo en la pista. Además, este gran atleta dejó una huella en Helsinki al demostrar que no era imposible ganar en una misma olimpiada las tres pruebas de fondo.

Emil Zatopek corrió y ganó las pruebas de los 5.000 y 10.000 metros, para luego hacer lo mismo en la prueba del maratón, el cual tuvo lugar en las calles asfaltadas de la ciudad y con la que logró obtener su tercera medalla de oro y registrar una nueva plusmarca mundial. Emil corrió los 42,195 km en un tiempo de 2:23:03, hazaña histórica que hoy día aún se recuerda.

Si deseas conocer más anécdotas y curiosidades de estos juegos olímpicos (Helsinki 1952), te invitamos a visitar el blog de Tomás Barris, insigne estrella del atletismo español.

Tomás Barris
Fue el primer atleta español en disponer de un manager deportivo. Su mejor marca la consiguió hacer en su prueba favorita, los 1500 metros lisos, en la ciudad de Turku. Su tiempo fue de 3:41:7, convirtiéndose en la 13ª mejor marca de todos los tiempos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *