Buscar

Actualizaciones

Maternidad y paternidad en el running

Consejos para padres runners

Compartir

Al convertirnos en padres y pensar en el tiempo que debemos dedicar para cuidar de nuestros hijos, trabajar y realizar las tareas del hogar, existe la posibilidad de llegar a sentirnos abrumados y pensar que nuestro momento para correr en el día no volverá hasta que los niños sean lo suficientemente grandes y puedan valerse por sí mismos. Sin embargo, para cuando esto ocurra ya habrán pasado muchos años y habremos perdido mucho tiempo.

La organización es una herramienta clave y fundamental para quienes desean un equilibrio entre su familia, cotidianidad y el running. A través de ella podremos planificar las actividades que conformaran nuestro día a día y el tiempo que le dedicaremos a cada una, evitando descuidar más un aspecto que otro.

Por esta razón, te daremos algunos consejos basados en la experiencia de corredores que han logrado que el running y la maternidad o paternidad sean compatibles.

Equilibrio: el running y la paternidad

Rafael Iglesias, atleta salamantino, asegura que consiguió sus mejores marcas después del nacimiento de su primera hija. En una entrevista para el portal web CMD Sport explica que lo primero que debemos entender es que corremos por placer, pero es nuestro deber ser padres. Es decir, no debemos descuidar a nuestros hijos por el running y tampoco abandonar las carreras solo por ser padres. Si entendemos esto, seremos capaces de encontrar un equilibrio entre el running y nuestros hijos.

Crearse una rutina de entrenamiento es esencial para Rafael Iglesias y recomienda que realizarla los días menos ajetreados. También explica que esto permitirá la inclusión de toda la familia en el deporte y, al dejarlo por escrito en un lugar visible para todos, se creará el hábito.

Sin embargo, algunas veces preferimos correr solos. Para estos casos, el atleta sugiere hacerlo cuando los niños se encuentren realizando alguna otra actividad extracurricular. En caso de tener bebés, puedes turnar los períodos de cuidado con tu pareja para ejercitarte.

A pesar de las soluciones que se puedan encontrar, hay quienes piensan que correr 45 o 50 minutos diarios disminuirá su rendimiento. El corredor salamantino es la prueba de que esto no es más que un mito falso. Recordemos que logró sus mejores marcas después de ser padre y es por esto que nos anima a seguir corriendo y a encontrar el tiempo para entrenar.

Incluye a tus hijos en el entrenamiento

La familia cumple un rol importante en el desempeño de nuestras actividades y siempre en nuestro principal apoyo. Es por esto que Carlos Jiménez, fundador de Soy Maratonista, aconseja aprovechar cualquier oportunidad para involucrar a los niños en las carreras de calle e influenciarlos para tener una vida activa.

Para los pequeños correr no es más que un juego por lo que, en lugar de obligarlos a entrenar o sobrecargarlos, debemos entusiasmarlos. Llevarlos como espectadores de carreras, realizar caminatas a paso ligero o los famosos “speed day”, por ejemplo: correr hasta el próximo poste de luz, son algunas de las formas que propone para motivar a los chiquitines a moverse constantemente, lo que les garantizará una vida activa y sana en el futuro. También pueden participar en carreras diseñadas especialmente para sus capacidades.

Lee también: Correr con nuestros niños

Maternidad y running

Los primeros años de vida de los bebés demandan más atención y cuidados por parte de la madre. Es por esto que la mayoría puede llegar a pensar que las oportunidades para mantenerse activas después del parto y durante la lactancia son escazas o casi nulas. No obstante, lo más recomendable para un embarazo sano y una recuperación post parto exitosa es mantener una vida saludable y activa.

Aunque los primeros meses no sea posible salir a correr, esto no significa que debemos ser sedentarias. Al no poder estar alejadas demasiado tiempo del bebé, los ejercicios en casa son nuestros principales aliados para mantener nuestra condición física. El yoga o el spinning no solo nos ayudarán a recuperar nuestra energía, también son ideales para fortalecer los músculos de las zonas más involucradas al momento de correr: piernas y abdomen.

Además, al incorporar la actividad física en nuestra rutina diaria la producción de leche aumentará sin afectar su calidad. María José García, fundadora de Mamás Runners, explica que al ejercitarnos el estrés y ansiedad disminuyen, lo que ayuda a cuidar la salud mental de las madres en la etapa post parto.

Igualmente, señala que el motivo por el que las madres lactantes evaden el ejercicio se debe al peso de las mamas o el miedo a que la leche se derrame. Es por esto que recomienda buscar un sostén deportivo que le proporcione a los pechos la sujeción necesaria y que las rutinas sean realizadas justo después de amamantar.

También existen muchas alternativas para correr o ejercitarnos al aire libre. Correr con coche es quizá la opción más utilizada por aquellas madres que poseen mucho tiempo libre y desean ejercitarse o retomar sus rutinas de running sin incomodar al bebé. De la misma forma, el porteo es una de las mejores alternativas para aquellas madres que desean correr con sus bebés, ya que es práctico, fácil y cómodo.

A continuación, te indicaremos otros consejos importantes para ser madre y runner sin desistir en el intento:

  • Prioriza tu salud y deja atrás la excusa de “no tengo tiempo”. Ejercitarte después del parto de dará más energía para enfrentar tu nueva cotidianidad.
  • Evita el sedentarismo a toda costa. No importa si sales a caminar por 20 minutos, ¡Muévete!
  • Enfócate en comer saludable para alimentar mejor a tu bebé y aléjate de dietas extremas de pérdida de peso o grasa.
  • Concéntrate en tus rutinas, en cómo las haces y no en la pérdida de peso.
  • Es importante que te mantengas bien hidratada, independientemente de si realizas o no actividad física.
  • Consigue una actividad que disfrutes y te haga feliz al momento de entrenar. Si hacer yoga en casa no es algo que te motive, prueba salir a caminar durante 20 minutos u otro tipo de ejercicio.
  • Y lo más importante de todo: no te compares con otras madres. Cada mamá y cada bebé tienen su ritmo. Busca inspiración en mujeres que al igual que tú acaban de tener un bebé y son deportistas. Esto te mantendrá motivada.

Realizar alguna actividad física, ya sea running o algún otro deporte, nos ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad causados por el trabajo y las labores domésticas diarias. Además, fortalece nuestra salud física y mental, mejora nuestro estado de ánimo y nos llena de energía, lo cual le transmitiremos a nuestros hijos. Si corremos en familia, es imprescindible que el pequeño vea el running más como un juego que como una obligación.

Es imprescindible una organización que nos permita dedicar el tiempo justo y necesario para cada tarea, incluyendo el ejercicio. Recuerda que, si deseas que tus hijos lleven una vida activa, el primero en hacerlo debes ser tú, pues eres su ejemplo a seguir.

Fuentes: CMD Sport, Bekia padres, Mamás Runners

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *