Buscar

Actualizaciones Blogs

Mont Blanc, una gran aventura… (2/2)

Compartir

Por Cristián Sieveking
[email protected]

Los chilenos que correrían en la UTMB de 166k serían finalmente dos: Matías Anguita y Daniel Verdugo. Estando allá me enteré de que en la CCC de 98k correríamos tres chilenos: Duilio De La Peyra, Jorge Rebolledo y yo.

La diferencia entre la UTMB y la CCC, aparte del kilometraje, era el lugar y hora de partida. Mientras para la UTMB la partida era de Chamonix, a las 18 horas (terminó siendo a las 23:30 horas…), la CCC partió a 68 kilómetros de Chamonix, en Courmayeur (Italia) a las 10 horas (como fue diferida, me tocó partir a las 10:20). Desde este punto, el recorrido fue el mismo para ambas distancias.

La partida fue dentro del pueblo. Pocos kilómetros después saldríamos al sendero y a la tónica de la carrera: subidas, muchas subidas. Seguramente, como proyecté 24 horas, quedé en el último grupo de salida, donde estarían los corredores menos experimentados, lo que fue un drama, ya que caminaban mucho: en los lugares horribles se paraban por cualquier irregularidad del terreno; en los lugares medianamente técnicos, caminaban, pero además no daban la pasada… Permiso, excuse me, esquzi, escuse mua (escrito como lo pronunciaba)… ¡pero nada!, con las puntas de los bastones hacia atrás, sencillamente no daban la pasada. Estaba muy frustrado por no poder correr donde era perfectamente corrible. Después me hice la idea que así sería y me olvidé del tema.

La información estaba toda en francés, porque muy poca gente hablaba inglés o español, y porque tampoco les interesaba mucho que uno entendiera. Cambiaron las rutas, y la poca gente que hablaba inglés daba información errónea. Las comidas fueron mal informadas, por lo que llevé peso inútil. Las distancias también estaban mal. En fin, creo que en la parte organizativa la competencia dejó mucho que desear. Otro ejemplo de esto: Nahila Hernández tenía intenciones de hacer la carrera en 2012 y fue a mirar. Compró el programa de visita para todos los puntos de control, pero esto era imposible hacerlo porque sólo había un bus para el recorrido, y la gente se peleaba (literalmente) por subir; para peor no había líquidos ni comida disponible en ninguna parte y el chofer no hablaba nada que no fuera francés…

A pesar de todo, fue una experiencia increíble, disfrutada al máximo como debe ser para mí en todas las carreras que hago. Luego de 23:20 horas y muchas subidas, bajadas y lluvia toda la noche, la meta apareció y ya todo había terminado.

Querría ir a por los 166k el próximo año. La distancia sí, pero el lugar definitivamente no. Es una gran carrera de franceses hecha para franceses, y no me gusta ir donde no me siento bienvenido…

Sólo queda agradecer especialmente a Aguas Andinas y Volkswagen, también a Garmin, New Balance, Vaude, La Sportiva, Crocs, Lentes Adidas y Icebreaker por el gran apoyo.

Correr no es un deporte… Es un estilo de vida.

Lee la primera parte de este artículo aquí.

¡Te invitamos a visitar nuestro sitio web www.PuroFondo.cl
y nuestra Página en Facebook!

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *