Buscar

Actualizaciones

Muertes en Detroit sugieren que corredores deben realizarse electrocardiograma al año

Compartir

ecgEl último Maratón de Detroit (celebrado hace nueve días) se tiñó de luto. Se registraron tres fallecimientos en 16 minutos y, teniendo en cuenta que los estudios sitúan la mortalidad en una tasa de 0,8 por cada 100.000 corredores, la cifra es elevadísima. En Detroit, el pasado 18 de octubre, tomaron la salida 19.300 atletas.

Se apuntan diferentes causas, todas de origen cardiaco, si analizamos las edades de los fallecidos. Dos de ellos, por su juventud (26 y 36 años) apuntan a arritmias. El tercer fallecido, un hombre de 65 años, es compatible con un infarto de miocardio. Curiosamente dos de las tres muertes se produjeron en el mismo punto: al paso por el kilómetro 19. La otra, la de John Fenlon, el más joven, se produjo nada más cruzar la línea de meta de la media maratón, que se disputaba de forma paralela.

Los expertos en Fisiología del Esfuerzo ponen el énfasis una vez más en la prevención a través de pruebas médicas. El doctor Nicolás Terrados, director de la Unidad de Medicina Deportiva de Asturias, es muy claro. «Basta con un simple electrocardiograma, unido a la historia clínica. Es una prueba fundamental que hay que hacer de forma rutinaria a todos los deportistas, y a veces se olvida», reclama Terrados.

El doctor Terrados se basa en un estudio publicado en Italia. La investigación descubrió que la región del Véneto registraba la menor tasa de muertes súbitas de deportistas. ¿Casualidad? No. Precisamente el Véneto fue la única región de Italia que implantó electrocardiogramas obligatorios a sus deportistas. «El electrocardiograma es suficiente. A veces se llevan a cabo pruebas de esfuerzo adicionales, pero estas no detectan nada si el electro ha sido normal», explica Terrados.

¿Qué debemos hacer los corredores populares? Tomarnos las carreras sin ansiedad. «El deporte salud no es el agotamiento. Eso hay que dejarlo para los atletas de alto rendimiento … y también alguna vez fallece alguno», sentencia el experto en Fisiología.

Por su parte, el doctor José Antonio López Calbet, fisiólogo de la Universidad de Las Palmas, considera que «correr maratones no es peligroso. Es posible incluso que estas tres personas hubiesen fallecido también sin haber corrido ese maratón, por ejemplo, durante la noche en la fase REM del sueño. Sin embargo, hay que recordar a la población que para mejorar la salud no es necesario correr maratones. Basta con realizar un total de 150 minutos a la semana de ejercicio físico de intensidad moderada», señala Calbet.

El mensaje final es claro. Prevención. Y hay una prueba simple que descarta las patologías cardiacas graves: el electrocardiograma. Un ‘electro’ al año es la mejor prevención.

Fuente: http://blog.corricolari.eu / Ignacio Romo

Apuestas deportivas online Betway