Buscar

Mujeres de Carrera

Obsesionadas con el cuerpo

Compartir

 

@francamessina

Bien sea para mejorar tu rendimiento, para lucir mejor o para sentirte más atractiva, puede ser que estés obsesionada con tu cuerpo y a las puertas de un desorden alimenticio.

Cada vez son más frecuentes los episodios de bulimia y anorexia entre atletas. En muchos de los casos aparecen estos desórdenes de forma subclínica; es decir, se identifican como trastornos de la alimentación aunque cumplen algunos, pero no todos los criterios de diagnóstico.

Estudios han demostrado mayor prevalencia de trastornos de la alimentación en mujeres atletas que se desarrollan en deportes en los que se considera que la delgadez es importante para el rendimiento. Muchas son las razones psicológicas y emocionales que explican esta propensión. Sin embargo, destacan rasgos de personalidad como perfeccionismo, la compulsividad, las altas expectativas de logro y aceptación social.

Ahora bien, también es probable que no estés sufriendo desórdenes alimenticios, pero igualmente te obsesiona cómo te ves, que llegues incluso a odiar tu cuerpo y a medir tu autoestima de acuerdo con número de kilos que aparecen en la balanza. Esta manera de verte es igualmente peligrosa y dañina para la salud, además de hacerte sufrir y alejarte muchas veces de disfrutes sociales.

Si algo de esto te está sucediendo, lo más responsable es sugerirte que acudas a un terapeuta y examines las razones por las cuales estás colocando tanta importancia a tu cuerpo. Sin embargo, te sugiero algunas medidas que suelen recomendar los profesionales:

  1. Trata de entenderte a ti misma y buscar la razón verdadera de por qué estás pidiéndole tanto a tu aspecto físico.
  2. Evita compararte con otras personas. Somos diferentes y cada cual reacciona distinto y tenemos unos genes particulares.
  3. Enfatiza en la salud y no tanto en el peso. ¿Ese peso que quieres o tienes realmente es saludable para ti? ¿El esquema alimenticio al cual te sometes es adecuado para tu salud? Está alineado con la cantidad de ejercicios que realizas?.
  4. Confirma tu autoimagen con la que tienen los otros de ti. ¿Cómo te ven los demás? Pide una opinión sincera. Qué refieren de tu aspecto físico?.
  5. Entiende lo que significa estar saludable según tu tipo de cuerpo. Hay mujeres que naturalmente se ponen muy delgadas cuando corren, mientras que otras retienen más grasa o desarrollan más músculos.
  6. Enfatiza en lo positivo. En lugar de odiar tus muslos y la celulitis, reconocen cuán fuertes son tus quadriceps.
  7. Selecciona la ropa apropiadamente según tu tipo de cuerpo y busca la comodidad ante todo. No tienes que usar ropa super pegada, ni excesivamente ancha, tampoco necesitas shorts tan cortos y ajustados. Asegúrate de que la ropa sea tu aliado.
  8. Practica Yoga, streching, Pilates o cualquier otro tipo de ejercicios de estiramiento, ya que se ha demostrado que contribuyen a hacer sentir a la mujer más feliz consigo misma.
  9. No creas en las fotos de los medios (revistas, TV, películas, Internet). Las fotos publicadas están retocadas. Le colocan el color de piel perfecto para que brille, le alargan las piernas, le quitan barriga, le marcan abdominales y músculos, moldean su cintura. En la vida real estas modelo son muy diferentes.
  10. 10. Acude a un nutricionista deportivo quien te podrá dar recomendaciones profesionales acerca de qué comer de acuerdo con tu rutina de vida y de ejercicios.

Y lo más importante. diviértete, disfruta y ama la vida, valora lo que tienes, rodéate de mucha gente querida.. ¡Sonríe!

 

 

 

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *