Buscar

Actualizaciones Marathon Majors Maratón de Nueva York Noticias

Shalane Flanagan anuncia su retiro del running

Shalane Flanagan anuncia su retiro

Compartir

La corredora estadounidense Shalane Flanagan, de 38 años, anunció a través de Instagram que se retirará de la carrera profesional y que se dedicará a ser  entrenadora a tiempo completo del Bowerman Track Club.

Flanagan, una de las corredoras americanas más condecorados de todos los tiempos. Ha estado en cuatro Juegos Olímpicos, ganó una medalla de plata en 2008 y ganó el Maratón de Nueva York 2017. Entonces se convirtió en la primera mujer estadounidense en hacerlo desde 1977.

Flanagan, quien este domingo estará  participando como comentarista en el Maratón de Nueva York, es una de las corredoras de fondo más condecoradas de la historia de Estados Unidos. El anunció de su retiro lo hizo a través de su cuenta en  Instagram el pasado 21 de octubre.

El año pasado, Flanagan corrió su último Maratón de Nueva York como profesional, culminando en el tercer lugar, con un tiempo de 2:26:22. Durante su preparación para dicha carrera, comenzó a sentir dolor en ambas rodillas. En abril de este año 2019, se sometió a una cirugía para reparar su rodilla derecha.

«Me rompí los huesos, me desgarré los tendones y perdí demasiadas uñas de los pies como para contarlas. He experimentado altibajos extraterrestres y altibajos abismales. He amado (y aprendido de) todo», escribió Flanagan en su post de Instagram. «Cada temporada, cada carrera era dura, muy dura. Pero sé que esto es cierto: las cosas duras son maravillosas, hermosas y dan sentido a la vida», aseveró.

Luego de recuperarse de la cirugía en la primavera, Flanagan decidió que sus días de entrenamiento intensivo en maratón habían quedado atrás.

View this post on Instagram

With happy tears I announce today that I am retiring from professional running. From 2004 to 2019 I’ve given everything that’s within me to this sport and wow it’s been an incredible ride! I’ve broken bones, torn tendons, and lost too many toenails to count. I've experienced otherworldly highs and abysmal lows. I've loved (and learned from) it all. Over the last 15 years I found out what I was capable of, and it was more than I ever dreamed possible. Now that all is said and done, I am most proud of the consistently high level of running I produced year after year. No matter what I accomplished the year before, it never got any easier. Each season, each race was hard, so hard. But this I know to be true: hard things are wonderful, beautiful, and give meaning to life. I’ve loved having an intense sense of purpose. For 15 years I've woken up every day knowing I was exactly where I needed to be. The feeling of pressing the threshold of my mental and physical limits has been bliss. I've gone to bed with a giant tired smile on my face and woken up with the same smile. My obsession to put one foot in front of the other, as quickly as I can, has given me so much joy. However, I have felt my North Star shifting, my passion and purpose is no longer about MY running; it's more and more about those around me. All I’ve ever known, in my approach to anything, is going ALL IN. So I’m carrying this to coaching. I want to be consumed with serving others the way I have been consumed with being the best athlete I can be. I am privileged to announce I am now a professional coach of the Nike Bowerman Track Club. This amazing opportunity in front of me, to give back to the sport, that gave me so much, is not lost on me. I’ve pinched myself numerous times to make sure this is real. I am well aware that retirement for professional athletes can be an extremely hard transition. I am lucky, as I know already, that coaching will bring me as much joy and heartache that my own running career gave me. I believe we are meant to inspire one another, we are meant to learn from one another. Sharing everything I’ve learned about and from running is what I’m meant to do now.(1/2)

A post shared by Shalane Flanagan (@shalaneflanagan) on

«No creo que pueda pasar por el arduo entrenamiento, y no quiero arriesgarme a no poder correr durante otros 20 años porque me estoy esforzando por recorrer 130 millas a la semana», dijo Flanagan en una entrevista con Women’s Running. «Mi relación con la carrera ha evolucionado…. Estoy en un lugar muy feliz para usar mi amor por el deporte en nuevas formas».

«Mi pasión y propósito ya no se trata de mi carrera, sino cada vez más de los que me rodean», dijo Flanagan en su cuenta en Instagram. «Quiero servir y ayudar a los demás de la misma manera que me han ayudado para ser la  mejor atleta que puedo ser», expresó.

Flanagan aseguró que, en el futuro, su principal objetivo será ayudar a los atletas Bowerman a prepararse para las pruebas olímpicas de 2020. De hecho, este domingo estará apoyando a su esposo, quien participará por primera vez en el Maratón de Nueva York.

«Tengo la suerte, como ya sé, de que el entrenamiento me traerá tanta alegría y angustia como mi propia carrera como corredora me dio», declaró, refiriéndose a la tarea que tendrá ahora como coach.

Las mejores marcas personales de Flanagan son de e 2:21:14 para el maratón, 30:22.22 para los 10.000 metros y 14:44.80 para los 5.000 metros. Ella todavía tiene récords americanos de 3K y 5K en interiores y 15K en carretera.

También ha sido una voz prominente contra el uso de drogas que mejoran el rendimiento en este deporte, ya que muchas de sus mejores carreras se vieron empañadas por corredores que terminaron por delante de ella y fueron descalificados por dopaje. Cuando ganó su medalla olímpica de 2008, se le otorgó inicialmente el bronce, que más tarde fue elevado a plata después de que la medallista de plata original fracasara en una prueba antidopping. En sus últimos Juegos, en 2016 en Río, terminó sexta en el maratón. Desde entonces, dos corredoras han sido suspendidas por dopaje.

Texto original de Runner’sWord/Foto; Runners’s World

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *