Buscar

Actualizaciones Blogs Diario de Entrenamiento con Carlos Jiménez Entrenamiento para correr Preguntas frecuentes

Suspendieron mi maratón ¿Qué hago?

Suspendieron mi maratón:¿Qué hago?

Compartir

No es usual que un evento de la envergadura de un maratón sea suspendido. Esto no conviene a los organizadores, patrocinadores, gobierno local ni a los corredores. Sin embargo, algunas veces razones de fuerza mayor han obligado a tomar estas decisiones. Antecedentes de que estas decisiones pueden ser tomadas por los organizadores pueden darse como la suspensión del Maratón de Nueva York 2012, producto de los efectos del Huracán Sandy o el Maratón CAF Caracas 2014, postergado por las protestas acontecidas en la ciudad de Caracas, el Maratón de Guayaquil 2019, entre otros. 

¿Qué hacer si luego de varios meses de entrenamiento
nos hemos quedado sin la posibilidad de correr?

Lo primero es conocer si se trata de una suspensión definitiva o una postergación de más de un mes, por que si es una postergación de una, dos o tres semanas será fácil ajustar el plan de entrenamiento y no perder las condiciones.

Si la suspensión es prolongada, entonces se podrá evaluar la participación en otro evento o re-planificar el entrenamiento, incluyendo un período de recuperación. Mi sugerencia aquí para los organizadores es que fijen claramente una posición con relación a una suspensión definitiva o una postergación prolongada. Esto no impedirá que los corredores estén frustrados, pero si bajará mucho su ansiedad y permitirá planificar próximos pasos.

Caso 1: Postergación del maratón de una y hasta cuatro semanas

Obviamente no es lo mismo una semana que tres, pero si en definitiva se trata de una postergación de un período menor o igual a un mes, se podrá aprovechar todo el entrenamiento acumulado a lo largo de las 12-16 semanas y este período de tiempo tratarlo como si fuera un taper. Estos ajustes deben realizarse tomando en consideración las condiciones particulares de cada corredor y el entrenamiento realizado, pero una guía general es la siguiente:

Postergación de una semana: repetir la última semana del plan de entrenamiento (semana 16), manteniendo una sesión de trabajos cortos de velocidad.

Postergación de dos semanas: repetir las dos últimas semanas del plan de entrenamiento (semanas 15 y 16), con bajo volumen y algunos trabajos cortos de velocidad.

Postergación de tres semanas: realizar una carrera de 21k a paso de maratón el domingo en que estaba planificado el maratón y proseguir las tres semanas siguientes como se indica en el plan de entrenamiento original (semanas 14, 15 y 16).

Postergación de un mes: realizar una carrera de 21k a paso de maratón (o incluso más rápido, a paso de media maratón) el domingo en que estaba planificado el maratón y proseguir las cuatro semanas siguientes como se indica en el plan de entrenamiento original (semanas 13, 14, 15 y 16).

Los corredores que se preparaban para su primer maratón o aquellos propensos a las lesiones deben tener cuidado de prolongar su entrenamiento por más de dos semanas después de la fecha programada.

Caso 2: Suspensión indefinida del maratón o postergación varias semanas

En este segundo caso, la salida más fácil, si estuviera disponible será buscar otro evento cercano, donde se pueden tomar las recomendaciones descritas anteriormente en el caso 1.

Si eso no es posible, será más difícil alargar el ciclo de entrenamiento, aunque todo el entrenamiento realizado permitió adquirir unas condiciones físicas que servirán de base. Recomiendo que se realice una carrera de 21k a paso de maratón (o más rápido) y se realice un plan de recuperación antes de empezar un nuevo ciclo. En este caso, la recuperación será de al menos quince días, a partir del cual se deberá decidir cuál es el próximo compromiso y, en función de esto, establecer un nuevo plan.

También puedes leer:

La periodización: Planificando el entrenamiento del año | Soy Maratonista

Sobre la importancia de un entrenamiento planificado | Soy Maratonista

Apuestas deportivas online Betway