Buscar

Actualizaciones

Tipos de pisada en corredores

Compartir

En el mundo de los corredores cada uno se destaca por tener distintas necesidades fisiológicas. Los pies no son la excepción en cuanto a este tema se refiere.

Tipos de pisada

Existen varios tipos de pisadas y según el tipo de corredor que seas debes tomar en cuenta ciertas previsiones o cuidados para evitar lesiones, molestias como juanetes, ampollas u otros problemas causados por una mala pisada o el uso de una zapatilla inadecuada, factor que puede ser determinante en estos aspectos.

Algo importante a la hora de hablar de las curvaturas y de los tipos de pisadas es el entender que la misma radica en la tendencia de inclinación del tobillo cuando caminamos, corremos o realizamos cualquier movimiento que involucre a los pies. Dicho esto, explicaremos cuales son los diferentes tipos de pisadas que podemos encontrar, porque aunque estos a su vez puedan ramificarse se dividen a partir de estos tres tipos:

  • Pronadores, estos son de los más comunes, el término viene de la palabra pronación, la cual deriva del Latín, su significado es inclinado hacia delante y como su etimología lo indica se refiere al tipo de pisada en la cual el tobillo tiende a inclinarse hacia el lado interior del pie y por ende esta zona es la que recibe el mayor impacto al caminar, correr o trotar. Estos tipos de pie no suelen presentar lesiones ni grandes problemas al ejercitarse. A su vez este tipo se subdivide según sus grados de inclinación.
    • De 1 a 4 grados.
    • De 4 a 10 grados.
    • De 10 en adelante, siendo estos últimos los de mayor atención ya que se les recomienda el visitar a un especialista (podólogo) para que pueda recomendar los cuidados y prevenciones necesarias.
Desgaste en el zapato de un pronador.
  • Neutrales, esta sería la pisada ideal. En este caso el pie esta perfectamente alineado y el grado de inclinación del tobillo es prácticamente nulo; su ángulo entre la pantorrilla y el talón es de 1-3 grados lo cual es mínimo y perfectamente asumible. Estos son los tipos de pisadas que menos lesiones tienden a presentar.
  • Supinas, es de las más raras. Este tipo de pisada al contrario de la pronadora se debe a que el tobillo tiende a inclinarse al lado exterior del pie, estos casos suelen ser causados por arcos plantares muy marcados y con poca flexibilidad. En los de grados mayores tiende a existir un alto índice de lesiones y una mayor predisposición a esguinces, molestias musculares (en especial a nivel sóleo), o de tendones. Estos son los casos que mayor atención deben prestar a la hora de elegir un calzado o zapatilla que proteja y brinde mayor soporte, protección y comodidad.

Cuidados de los pies

Antes de hablar sobre como reconocer que tipo de pisada tiene cada corredor, habría que destacar la importancia del cuidado de nuestra base corporal con rutinas básicas que podemos realizar en casa antes o después del ejercicio.

Es muy importante cuidar nuestros pies con cremas hidratantes fungicidas como la crema Foot Rescue, de manera posterior al entrenamiento, ya que esto humecta nuestra piel, evita inflamaciones, varices y protege a nuestros pies de infecciones y hongos. Todo esto forma parte de los cuidados y conocimientos que toda persona y en especial los maratonistas deben tener.

¿Qué tipo de pisada tengo?

Una manera fácil por medio de la cual puedes comprobar tu tipo de pisada es observando algunas zapatillas (de preferencia de correr) que ya estén con la suela algo desgastada y ver hacia que parte el desgaste es mayor.
Otra prueba casera que puede ser de ayuda es el grabar tus pisadas desde abajo en slow motion, para poder observar con detenimiento la tendencia, para esta se recomienda grabarse varias veces caminando, trotando y corriendo para mayor precisión.

No obstante, estas pruebas nunca asegurarán la efectividad que puede brindar un podólogo, quien te examinará adecuadamente y te podrá dar no solo esta información, sino que profundizará en los detalles y brindará una información más específica en caso de que esta se requiera.

¿Qué tipo de zapatilla me conviene según mi tipo de pisada?

Una vez que conocemos que tipo de pisada tenemos, el siguiente paso es seleccionar la zapatilla ideal para tus pies, esto ayudará a prevenir cualquier tipo de problema causado por el tipo de pisada y brindará un mayor apoyo.

El tener una pisada pronadora no es ni bueno, ni malo, ya que si bien afecta a la hora de correr y puede provocar lesiones en los casos más extremos, no son los de mayor riesgo en este tema; el qué tan marcado sea el grado de pronación será lo que determinará que tipo de calzado es más propicio para esos casos.

En cuanto a los de pisada neutral, son quienes poseen un catálogo más amplio de zapatillas ya que su pisada posee menor desgaste por lo que no requieren cuidados tan especiales.

Los supinadores, por otro lado, al tener una inclinación excesiva hacia afuera suelen posicionar el peso a nivel lateral del calzado al momento de apoyar el pie, afectando la eficiencia de la pisada; este tipo de pisada además genera vibraciones que afectan de manera directa en el área superior de las piernas. Por ello lo ideal para estos casos es comprar zapatillas de correr con buena amortiguación, este les podrá ser de mucha ayuda.

Algo a destacar es que en el mercado no existen modelos de zapatillas para correr para supinadores, por ende lo mejor es hacerse zapatillas de pisada neutra, incorporando una plantilla que te permita mayor confort al correr.

Problemas de una mala elección

Como cada pie tiene necesidades diferentes que cuidar, el usar un calzado o zapatilla que no se adecue puede traer problemas tanto a corto como a largo plazo.

En el caso de los supinadores las inflamaciones como lesiones en el área muscular de las piernas e incluso en las rodillas se podría decir que sería un hecho seguro, al igual que en los pronadores que sin el cuidado necesario experimentarían con mayor frecuencia molestias en el área de la planta del pie; esto sin dejar de lado las temidas ampollas y juanetes que afectan a todos los tipos de runners por igual. Descubre todo
sobre cómo curar las ampollas en esta web.

Por esta misma razón es que el tener las zapatillas ideales es tan importante, ya que no solo ayudan a este tipo de pisadas específicas, sino también a la corrección de las mismas. No se debe olvidar que estas son patologías que pueden corregirse con el cuidado y mantenimiento apropiado.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Etiquetas:

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *