Buscar

Actualizaciones Empezar a correr

5 consejos para una carrera nocturna

Compartir

Las carreras nocturnas cada vez son más frecuentes entre los aficionados al running. Sea en trail o en asfalto, este tipo de competencias son bastante emocionantes, pues nos plantea obstáculos a los que normalmente no nos enfrentamos, sobre todo si somos de los que salen a correr con luz del día. Si es un trail, la emoción es aún mayor, debido a la que añade la naturaleza del terreno.

Para poder disfrutar de estas carreras y poder cumplir los objetivos que nos planteemos en ella, es importante tomar en cuenta algunas cosas. Por ejemplo, la preparación en cuanto a nutrición va a cambiar un poco, pues debemos adaptar nuestro plan de alimentación pre-carrera algunas horas. Además, este tipo de eventos requiere de un equipo especial esencial: La linterna.

Tomando en cuenta estos y otros aspectos, les damos 5 recomendaciones básicas para una realizar carrera nocturna:

1. Para correr de noche, debes entrenar de noche: 

Aunque entrenes habitualmente y te encuentres en perfecta forma física, no basta con hacerlo con luz natural. Si quieres participar en pruebas nocturnas es importante realizar algunos entrenos por las noches.

Cuanto más tiempo dediques a entrenar de noche, mejor te podrás adaptar a las condiciones que se dan en la oscuridad y así podrás correr más rápido y de manera más eficiente en la carrera. 

2. Planifica bien tu nutrición: 

Los entrenos nocturnos te ayudarán a que tu cuerpo se adapte a realizar ejercicio a horas no habituales. Sin embargo, correr de noche suma el reto de cambiar nuestro plan habitual de nutrición pre-carrera.

Lo primero que debes hacer es comer un desayuno completo y bien balanceado. Cuatro a seis horas antes de la carrera, come una comida pequeña que sea simple y ligera. La última comida antes de la carrera debes hacerla de 90 minutos a 2 horas antes, cuando comerás algo similar a lo que comes normalmente antes de una carrera en la mañana. 

Al igual que harías con una carrera diurna, cuidar tu hidratación durante los días previos es muy importante.

3. Cuida el paso de carrera

Al correr de noche nuestros sentidos no responden de la misma forma que durante el día, sobre todo la visión es totalmente diferente a pesar de la linterna. Esto puede llevar a que percibas que corres más rápido de lo que en realidad estás corriendo.

La experiencia y los entrenamientos nocturnos son importantes para conocer tu ritmo real en dichas condiciones. Si habitualmente corres con luz y no estás acostumbrado es muy útil ayudarse de un reloj deportivo para llevar tu ritmo.

4. Apóyate en una segunda linterna

Iluminar nuestro recorrido con una la linterna frontal puede alterar la percepción de todo lo que nos rodea y disminuir la percepción del relieve. 

Por esto, algunos corredores compensan esta situación llevando otra linterna auxiliar en la cintura. 

Además de mejorar el campo de visión, la posibilidad de que una de ellas se averíe o se quede sin batería no te impedirá terminar la prueba. 

Es recomendable utilizar dos modelos cuya alimentación sea compatible, ya sean pilas o baterías.

5. Mantente alerta siempre: 

Ya hablamos que en la oscuridad nuestros sentidos nos colocan en desventaja a los peligros del terreno en el que corremos. Por eso, aprende a mirar a una cierta distancia para prever mejor dónde pueden estar los obstáculos o dónde habrá un cambio en el terreno.

Esto requiere mayor atención y concentración de lo que podemos pensar y esto aumenta el cansancio con respecto a pruebas diurnas.

¿Tienes algún otro consejo que quieras compartir? ¡No dejes de hacerlo!

Artículo Recomendado: Plan para dominar tus primeros 10K en Trail

 

Foto: blog.larryfieldphotography.com

Fuente: Ultra Trail Mont Blanc, Competitor

Etiquetas:
Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *