Buscar

Actualizaciones Blogs

Tendinopatía Patelar: cuando la rodilla pide atención

Compartir

Por Nelson González V.

La tendinopatía patelar o de rótula es una lesión que cada vez se está haciendo más habitual en quienes practican alguna actividad deportiva con impacto permanente sobre las rodillas.

Lo tendones, junto a los tejidos óseo y muscular, forman parte de la estructura básica y fundamental de nuestro sistema locomotor. A juicio del traumatólogo de Clínica MEDS doctor Camilo Azar, “los tendones trabajan permanentemente en el movimiento del cuerpo y, por lo tanto, la exigencia sobre ellos está en directa relación con la magnitud de la actividad física que se realice. En el caso de la tendinopatía patelar, ésta tiene que ver con la alteración estructural del tendón que une la paleta con la tibia, en cualquier parte de su recorrido, y es parte del mecanismo extensor de la rodilla, articulación que recibe una carga muy importante en el cuerpo”, precisa.

Rodilla

Las causas más frecuentes de este tipo de lesiones son los microtraumatismos por repetición sobre la rodilla (saltos dentro de un deporte, trote sobre superficies muy duras, y calzado deportivo que no absorbe impactos adecuadamente), la mala capacidad elástica de la musculatura del muslo (cuádriceps), a lo que se agrega un origen traumático (golpes sobre el tendón).

“El síntoma más frecuente es dolor en cualquier parte del tendón, acompañado generalmente de inflamación y de algún grado de limitación al utilizar la articulación de la rodilla. En general, como en toda lesión de origen inflamatorio y que afecte a un tendón, el paciente debe guardar reposo absoluto de todas aquellas actividades físicas que involucren el segmento lesionado”, agrega el doctor Camilo Azar.

Tratamiento y fases de recuperación

La tendinopatía patelar no debe descuidarse y debe ser tratada a tiempo, advierte el traumatólogo. “No hay que acostumbrarse a estar con dolor o hacer deporte con molestias. Las lesiones en la rodilla deben ser tratadas con tiempo, si uno se deja estar, éstas comienzan a hacerse progresivamente crónicas. Con los primeros síntomas que provoquen dolor tras alguna actividad física, debe ser evaluado por un médico traumatólogo. Cuando se hace crónico, y se altera en forma estructural el tendón, se puede llegar a realizar una intervención quirúrgica para poder resolver la patología definitivamente”, precisa el facultativo.

Rodilla

La primera etapa del tratamiento consiste en disminuir la actividad y quitar el dolor. “Esto se hace con reposo de actividad deportiva y el uso de antiinflamatorios, además de frío local. No significa quedarse en cama cuando hablamos de reposo, sino más bien dejar de realizar deportes de impacto o que afecten la zona dañada”, sostiene el kinesiólogo de MEDS Marcelo Vargas, quien entrega pautas a desarrollar en la etapa de rehabilitación kinésica.

– Primera y segunda semana: reposo y tratamiento de fisioterapia, además de elongarla musculatura del muslo, específicamente cuádriceps; elongar el resto de la musculatura de la extremidad inferior, y, colocar hielo en la zona del tendón por espacio de 10 minutos (3 a 4 V/D).

– Tercera y cuarta semana: realizar trabajo contra resistencia de los músculos que no estén relacionados con el tendón rotuliano y agregar:

· Contracciones isométricas de cuádriceps (sin originar dolor).

· Entrene su capacidad aeróbica en la piscina o en equipos especialmente adaptados para dicho fin.

· Comience a trabajar sus cuádriceps con un poco de carga (sin originar dolor) y dé inicio a entrenamiento en bicicleta estática sin carga y sin originar molestias.

– Quinta semana:controlarse con el médico e iniiar pequeños trotes sobre tredmil; elongar el cuádriceps sin restricción y realizar actividad física controlada por su profesor. Solicite una evaluación muscular isokinética para conocer el estado de la musculatura del muslo, y, sólo reintégrese a su actividad deportiva habitual cuando no sienta ni la más mínima molestia luego de entrenar dos semanas seguidas.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Etiquetas:
Artículo Previo

2 Comentarios

  1. Jorge 22/07/2014

    Yo tuve un traumatismo en la rodilla izquierda por desnivel del terreno donde corro,preparandame en la ultima semana para un medio maraton. Luego pare un mes completo y disminuyo bastante aplique frio igual pero me falta la terapia.

    Responder
  2. Yo particularmente tenia gran dolor, hice lo siguiente: saucony guide 5, trotar y aterrizar con mediopie, hielo despues de correr y todo lo q se pueda pero no mas de 20 minutos, ejercicios de propiocepción, sentadillas, etc. Antes de correr una buena entrada en calor y además los 3 primeros k a una velocidad baja, luego estiro 4/5 seg los musculos y de ahi en mas darle 15/20 k o lo q te corresponda entrenar. Hoy x hoy casi no queda dolor, salvo obviamente si corro alguna competencia donde me exijo a 4:45 10/15 k. y en ese caso dule todo parejo jajaja espero les sirva.

    Responder

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *