Buscar

Actualizaciones Lateral Medicina deportiva con Ricardo Quezada Salud

Evaluación del paciente diabético antes de la realización de ejercicio

Compartir

Es común en la consulta del médico del deporte que se presenten pacientes con enfermedades crónico-degenerativas para asesorarse sobre su participación en actividades físicas o deportivas.

Una de las enfermedades por las que se consulta más a menudo (a veces, sin embargo, no acuden por dicha enfermedad sino que se descubre como un fenómeno asociado en pacientes que solicitan consulta por cualquier otro padecimiento) es la diabetes mellitus.

En la mayoría de los casos de Tipo 2, es decir la que se desarrolla como consecuencia de factores hereditarios, dieta, obesidad, estilo de vida, etc.

Es de esta enfermedad de la que me permito ocuparme un poco en esta ocasión.

Regularmente se piensa que la Diabetes (en adelante así me referiré a la Diabetes Mellitus tipo 2) es un padecimiento que requiere de supervisión estrictamente de la glucosa sanguínea para decidir si puede o no realizar ejercicio y el tipo de ejercicio que se debe realizar.

Si bien lo anterior es cierto, no lo es del todo, pues por supuesto que la realización de actividad física dentro de ciertos niveles de intensidad, frecuencia y volumen puede condicionar mejorías en los niveles de insulina que por lo tanto favorecerán a un buen control de la glicemia (glucosa en sangre), debemos recordar que el diabético no sólo es un sujeto con la sangre “dulce”, sino que también se trata de un paciente que como resultado de los niveles tóxicos altos de glucosa en sangre puede afectar otros órganos, que pueden eventualmente generar trastornos asociados y que si no son correctamente evaluados, se pueden tomar decisiones ligeras sobre la realización de ejercicio por parte del paciente.

Podríamos poner de ejemplos:

Los pacientes con diabetes pueden desarrollar lesiones en diferentes órganos como el corazón, el sistema autónomo, la piel, la retina o el riñón por citar los más representativos

De esta manera todo paciente debe hacerse un chequeo profundo antes de la realización de actividad física, siempre que:

Tenga más de 35 años

Tenga más de 10 años de diabético

Se sospeche de enfermedad a nivel de retina (perdida o disminución de la agudeza visual progresiva) debido al riesgo de un desprendimiento en actividades que impliquen aumento de la presión como al levantar pesos o en deportes de colisión o contacto

Tenga factores de riesgo coronario (antecedentes familiares de infartos por ejemplo)

Enfermedad autonómica. En esta alteración los pacientes presentan problemas para regular funciones como el ritmo cardiaco, la presión arterial o la temperatura por ejemplo. Estas circunstancias generan taquicardias (aumento de la frecuencia cardiaca) en reposo por lo que la frecuencia de trabajo o ejercicio se puede estimar de una manera incorrecta. Se pueden generar lipotimias o mareos asociados a regulaciones derivadas de una alteración en el control de la presión arterial o en el caso de la temperatura una pobre capacidad para regularla y por ende mayor predisposición para sufrir choques de calor.

Otra circunstancia a vigilar es la neuropatía diabética en donde la sensibilidad se ve alterada, si no se evalúa correctamente el paciente puede sufrir lesiones dérmicas en ejercicios como la carrera o caminatas prolongadas sin que el paciente se percate de ello.

Con lo anterior no quiero asustar al diabético que desee hacer ejercicio y obtener los beneficios que de él se obtienen como por ejemplo, la mejoría en el control de la glucemia, en los niveles de insulina, en el control de triglicéridos, en la disminución de riesgo coronario entre otros, sino que más bien trato de establecer la importancia de vigilar las complicaciones del diabético antes de participar en algún tipo de ejercicio

Así que, ¿Qué esperas para evaluarte antes de proyectar tu plan de entrenamiento?


Recomendación rockanrolera de hoy

Evil de Interpol en el Álbum Antics

 

Foto: SoyMaratonista

 


Apuestas deportivas online Betway

1 Comentario

  1. anderson 26/02/2011

    muy buenas noches Sr ricardo mi nombre es anderson soy de san cristobal VENEZUELA bueno yo he leido su articulo y es muy interesante para mi , le cuento yo tengo 35 años me diagnosticaron la enfermedad desde hace 9 años en un principio diabetes tipo 2 y hace unos 5 años tipo 1 osea pase inyectarme insulina pues segun lo q lei me siento en el limite aunque mantengo un chequeo constante con mi endocrino no he tenido problemas con mis riñones estoy corriendo 5km hace un mes unas dos veces por semana y nunca me he mareado ni taquicardias , al igual que usted me encanta el baloncesto durante mi adolecencia jugue mucho paero mucho hasta una fratura de cubito y radio en un juego que me aparto y de repente aparecio esta diabetes sin mas ni son , en micaso siempre me ha dicho mi doctora que es muy fuera de patrones normales mi diabetes por que aparecio cuando yo tenia 26 años , mi contestura delgada siempre he sido 1.84 esttura 63 kg de peso sin antecedentes familiares , luego pase detipo dos a insulinodependiente u trauma por q soy muy sensible cualquier cosa q coma me sube el nivel de azucar al igual cualquier dosis de mas de insulina me la baja considerablemente hasta q probamos con la insulina lantus q ha resultado en niveles mas estables . ahopra trato de lograr algo de motivacion corriendo gracias

    Responder

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *