Widgets Magazine

Golpe de calor

1

El golpe de calor es una emergencia médica. Se caracteriza por un incremento de la temperatura corporal central por encima de 40ºC y alteraciones del sistema nervioso central. Es fundamental el diagnóstico precoz ya que si no se toman las medidas iniciales oportunas, la tasa de mortalidad es muy alta.

Las dos formas habituales de presentación son: 1º en relación con el ejercicio en ambientes calurosos, que afecta fundamentalmente a individuos jóvenes sanos, y 2º la forma clásica, que afecta a ancianos o individuos con enfermedades debilitantes durante intensas olas de calor.

Algunos síntomas del Golpe de Calor

  • Cara congestionada.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensación de fatiga y sed intensa.
  • Náuseas y vómitos.
  • Calambres musculares, convulsiones.
  • Sudoración abundante en la insolación que cesa en el golpe de calor; en este caso, la piel está seca, caliente y enrojecida.
  • Alteraciones de la consciencia (somnolencia), respiración y circulación.

¿Que hacer para prevenir el Golpe de Calor?

Ante todo debemos tener en cuenta que los líquidos son uno de los principales reguladores de la temperatura corporal. Por ello nunca deben faltar en nuestra dieta. Habitualmente se recomienda la ingesta de dos litros al día para mantener una correcta hidratación, pero en verano debemos aumentar la cantidad. Siempre tenemos que tener a mano una botella de agua, ya que es muy importante beber aunque no tengamos sed. La sed es síntoma de que el cuerpo necesita reponer líquidos, y no debemos llegar a esos extremos.

Junto a la ingesta de agua propiamente dicha debemos ingerir alimentos ricos en líquidos como la fruta de temporada que nos ayudará a reponer sales minerales además de propiciarnos una perfecta hidratación celular. Es imprescindible que en nuestra dieta no falten estos alimentos, ya que es una buena manera de conseguir que los electrolitos que conforman el organismo estén en su justa medida.

Debemos tener especial cuidado en la exposición al sol para evitar el aumento de nuestra temperatura corporal. Se sugiere usar protección cubriendo la cabeza si vamos a permanecer expuestos a su acción durante un tiempo prolongado. Evitar practicar deporte en las horas más cálidas del día o tomar sol, son algunos de los puntos que no podemos pasar por alto.

Evitar las comidas copiosas que ralenticen nuestra circulación puede ser otro motivo de aumento de la temperatura corporal. Es necesario que en los meses de calor las comidas sean más ligeras. Sobre todo se recomienda comer vegetales crudos que tienen más contenido de agua y minerales como sodio, potasio y magnesio.

 

Si te gustó este artículo también puedes leer: 5 recomendaciones para correr en calor | Soy Maratonista

Foto: Grupo Artema

Compartir

Sobre el Autor

Profesor de Educación Física y Licenciado en Alto Rendimiento Deportivo Coordinador general de los Grupos LT (www.gruposlt.com). Puedes escribirme a: [email protected]

1 comentario

  1. Ladino Alejandro el

    Hola no soy maratonista pero me gusta correr gracias por las recomendaciones, un abrazo yfeliz comienzo de año.

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e