Widgets Magazine

¿Hace frío? Sal y corre

0

Lo debes saber: El clima influye en tu rendimiento cuando sales a correr. Aunque el cuerpo se adapta a nuestras exigencias y a las del entorno, de acuerdo con un estudio llevado adelante por científicos franceses, a más frío en el ambiente mejor la respuesta y rendimiento en la carrera.

El estudio galo recabó datos entre los años 2001 y 2010, cotejando los datos de alrededor de 1,8 millones de atletas que completaron los 42K en los Marathon Majors (París, Londres, Berlín, Nueva York, Boston y Chicago). Según lo observado por los expertos, la temperatura promedio ideal para correr sería  de 6,2°C para los hombres, y de 9,9°C para las mujeres. La diferencia entre ambos sexos estaría  determinada por la masa muscular.

Explica Alfonso Salguero Del Valle, profesor en la Facultad de Educación Física y del Deporte de la Universidad de León en España y corredor popular de 7 maratones, que esto se debe a que las mujeres “tienen una ratio más favorable entre su superficie corporal y la masa corporal (suelen tener menos masa muscular) y corren algo más lentas, por lo que su calentamiento es menor”.

El estudio también reveló que los mejores días para alcanzar mejores tiempos son los de intenso frío cuando la sensación térmica del corredor se ubica entre 5°C a 15°C. Esto se debe a que el cuerpo alcanza su mejor refrigeración al incrementar su movimiento.

En el caso de los corredores de élite  estos obtienen sus mejores registros en días con temperaturas de apenas 3,83ºC. Según explica el propio Salguero Del Valle “al ir más rápido, sus cuerpos generan más calor. Todo lo que sea correr con temperaturas bajas, favorece la refrigeración y mejora su rendimiento en carrera”.

En el caso de los maratonistas de alta competencia, el estudio evidenció que los días de mejor desempeño fueron los de menor temperatura: De hecho, los mejores registros se dieron cuando la temperatura disminuyó. Conclusión: A mayor velocidad, mayor calor para el cuerpo, lo que se traduce en mejor rendimiento.

Las temperaturas extremadamente frías tampoco son favorables pues el rendimiento también se ve afectado, dado que los músculos no terminan de entrar en calor por lo que se tiende a correr más  despacio.

A temperaturas más elevadas, mayores probabilidades de abandonar las carrera. Por ejemplo, En la Maratón de Bostón llevada a cabo en el 2004, la temperatura alcanzó los 22,5 ° C. En total se atendieron unas 300 emergencias mientras que en la edición de la Maratón de Chicago realizada en 2007 tuvo un promedio de abandono de 30,74%, lo que se traduce en unos 10 mil corredores.

Según la investigación realizada por la Universidad Dayton, los runners más rápidos, las mujeres y los de mayor edad, pueden correr a un ritmo más constante en maratones de altas temperaturas. El estudio tomó en cuenta factores como la edad, sexo, estrés por calor y tiempo de finalización, evaluando cómo actúan de manera simultánea cada uno de estos factores, analizando a un total de 22.990 hombres y 13.233 mujeres que corrieron la maratón de Chicago durante los años 2007 y 2009, las cuales tuvieron una temperatura media de 26.67 ° C y 27.7 ° C, respectivamente.

Los finishers con tiempo inferior a 3:40:17 tuvieron una reducción de velocidad de 10.53%, mientras que los que sobrepasaron los 4:07:36, su velocidad disminuyó en 12.18%.

Fuentes: Diario El Comercio (Perú)/ Diario El País (España).

Fotodiariodeltriatlon.es

Compartir

Sobre el Autor

SoyMaratonista es un sitio de Internet especializado en maratón y carreras de calle que te ayudará a mejorar tu desempeño a través de la información más completa de entrenamientos, nutrición e hidratación, lesiones y mucho más. También puedes contactar a otros corredores y compartir [email protected]

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e