Buscar

Actualizaciones Nutrición e hidratación en corredores

Las claves de la dieta oriental

Compartir

Las estadísticas de salud de los grandes países orientales revelan que las personas que consumen la dieta tradicional presentan, en general, una incidencia menor de padecimientos como cáncer, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, que en los países occidentales constituyen un problema de sanidad pública. A su vez, diversos estudios apuntan que a medida que aumenta la cantidad de establecimientos con ofertas de comida estilo occidental, también crecen las enfermedades entre los orientales, principalmente aquellas relacionadas con la ingesta de grasas saturadas.

Por eso, aun cuando en Occidente existen costumbres alimenticias muy diferentes, los nutricionistas han concebido la llamada “dieta oriental”, en un intento por reunir las virtudes de las cocinas china, japonesa, india y tailandesa, en donde los granos, el arroz, poca carne, escaso dulce y muchos vegetales y frutas constituyen las claves de su éxito.

Ingredientes esenciales

-Cereales, hortalizas, frutas y verduras. Aunque de entre todos los alimentos destaca el arroz, como principal fuente de energía, los vegetales constituyen el centro de la dieta oriental. También son usuales pastas, panes al vapor, frutas, hortalizas y verduras, algas, frutos secos, semillas, una gran variedad de productos elaborados a partir de la soya, granos, aceites, especies, entre otros.

Poca grasa. La cocina tradicional asiática aporta cantidades muy bajas de grasa total y, en especial, de ácidos grasos saturados. En cambio, provee dosis alta de ácidos del grupo de los omega-3, que se encuentran principalmente en el pescado.

Ausencia de productos lácteos. La dieta oriental destaca por la poca presencia de productos lácteos, siendo la India la excepción, donde se consume yogur, queso y mantequilla clarificada o ghee. En oposición a los hábitos de la mayoría de los países occidentales, donde se toma a diario leche o sus derivados, por ser considerada una excelente fuente de calcio, lo cual es cierto, pero se le resta importancia a otros factores que también pueden ser esenciales, como por ejemplo, que una ingesta excesiva de proteínas favorece que el calcio sea excretado por la orina. Por otro lado, en el aprovechamiento de este mineral influyen los desarreglos hormonales y la falta de ejercicio físico, que debilita el sistema óseo.

Protagonistas de altura

Pescados y mariscos. La carne de ave y los huevos se consumen en bajas cantidades, mientras que la carne roja se come ocasionalmente. El pescado y los mariscos están presentes en las mesas de casi toda Asia, con excepción de aquellas zonas donde no ha estado disponible o donde la tradición vegetariana predomina.

-La soya y sus derivados. El tofu, los brotes, el miso, y el resto de los productos elaborados a partir de la soya constituyen alimentos de consumo diario; son fuentes ricas en proteínas de calidad, vitaminas, minerales e isoflavonas; estas últimas se comportan en el cuerpo como reguladores del sistema hormonal y han demostrado ejercer un efecto preventivo sobre los cánceres de mama y próstata, así como sobre las molestias y trastornos de la menopausia.

Té verde. La bebida por excelencia es el té -especialmente la presentación verde- cuyo poder antioxidante contribuye en la baja tasa de enfermedades crónicas en toda la región. En China es normal llevar un termo lleno con esta bebida, o un frasco de cristal para ir añadiendo agua caliente a las hojas de té. En la India se sirve el té negro especiado con leche (chai) en tenderetes por calles y caminos.

Métodos de cocción. Existen técnicas de preparación típicas que contribuyen a la salubridad y al buen sabor, como el cocinado al vapor o la fritura con wok.

Alimentación terapéutica

La particularidad de la dieta oriental tiene relación con que la nutrición ha sido considerada una terapia fundamental dentro de las medicinas locales. En cambio, en Occidente, la práctica médica apenas ha empezado a incorporar esta preocupación.

Desde hace miles de años los sanadores prescriben regímenes determinados, en función de las características de cada persona. Además, constantemente llaman la atención sobre los problemas que ocasiona en el organismo el comer demasiado, enfatizando las propiedades de la dieta vegetariana.

Por tal motivo, la cocina oriental ofrece platos aromáticos, atractivos y sanos. Por ejemplo, los médicos chinos subrayan la importancia de que los cinco sabores – amargo, dulce, salado, picante y ácido- estén en equilibrio y tienen en cuenta la presencia de cualidades yin o yang en los alimentos, ya que de ello depende su efecto sobre el organismo.

Por su parte, los sanadores hindúes, basándose en el Ayurveda, atribuyen a los alimentos y a las plantas aromáticas multitud de propiedades que actúan sobre las diferentes energías que gobiernan los procesos fisiológicos.

Los japoneses insisten en la necesidad de armonizar los ingredientes crudos y los más o menos cocinados. La dieta nipona se basa en el arroz, la soya, el pescado y los vegetales, y casi no recurre a los productos lácteos ni a las harinas refinadas. Además, aporta muy pocas grasas. Los platos resultan atractivos gracias a la condimentación, su preparación en pequeñas porciones, estética y la gran diversidad de texturas y sabores.

Exceso de sal

Una de las críticas frecuentes que recibe la dieta asiática es la presencia excesiva de sal, siendo las salsas las principales responsables del exceso, junto con los encurtidos. Sin embargo, los nutricionistas aseguran que esos condimentos se pueden sustituir por otros como el jengibre, la albahaca, el hinojo, etc., sin menoscabo en la calidad de los platos.

No se trata de sustituir todos los productos de la dieta habitual, sino de tomar los elementos saludables que ofrece la oriental, para lograr una combinación que puede ser muy positiva tanto para la salud como para el paladar.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *