Buscar

Actualizaciones Blogs

¿Quemar grasas o quemar calorías?

Compartir

¿Quemar grasas o quemar calorías?

El mes pasado en mi 41 cumpleaños, mi esposo y mi hija me regalaron un reloj Polar. Desde entonces lo uso para todas mis clases, a mis alumnas les encanta ver cuantas calorías quemamos después de cada clase. El Polar, además de medir la cantidad de calorías quemadas, te indica el ritmo cardíaco y el porcentaje de grasa quemado durante la sesión. Al enseñarles el monitor, mis alumnas me preguntaban: ¿Qué es más efectivo, quemar grasas o quemar calorías?

Esa es una pregunta que mucha gente me ha hecho a lo largo de mi trayectoria como instructora y estoy segura que mucho de ustedes también se hacen. Mi respuesta: son dos entrenamientos con intensidades y objetivos distintos.

Quemar calorías.

Las calorías son la cantidad de energía que aportan los alimentos, por su composición química, para que el cuerpo pueda funcionar diariamente. Aquellos que quieren perder peso, necesitan consumir menos calorías de las que el cuerpo requiere para funcionar normalmente. Los entrenamientos donde tu ritmo cardiaco alcanza entre 70 y 80% de su capacidad, requieren más desgaste calórico y son excelente opción para perder peso. Las calorías son un combustible de rápida liberación, así que, el cuerpo las toma rápidamente para poder funcionar a esos niveles de exigencia. Este tipo de entrenamiento, te ayuda también a desarrollar resistencia cardíaca y aeróbica. Los tipos de alimentos que aportan estas calorías de liberación rápida son principalmente los carbohidratos.

Quemar grasa.

La grasa acumulada en tu cuerpo son esas calorías en exceso que el cuerpo no utiliza en su momento y las deja acumulada como reserva, para consumirlas posteriormente. El problema está, en que si tenemos una vida sedentaria o consumimos mayor cantidad de calorías (carbohidratos, azucares y grasas) de las que nuestro cuerpo necesita, el almacén de grasa va aumentando hasta llegar al punto donde comienza a acumularse en las paredes arteriales. La grasa es un combustible de liberación lenta de manera que, si tu objetivo es quemar toda esa «grasita» acumulada, necesitas realizar entrenamientos donde tu ritmo cardíaco se mantenga entre el 50 y 60% de tu capacidad, durante más de 40 minutos. Para tener una referencia, cuando tu capacidad cardíaca está entre 50 y 60% ,durante el ejercicio, o al momento de detenerlo, puedes ser capaz de mantener una conversación sin sentir falta de aire. Este tipo de entrenamiento, es también recomendado para aquellas personas que están comenzando a entrenar y su capacidad cardíaca es de bajo rendimiento.

Lo mejor de los 2 mundos.

Como puedes ver, cada uno de los 2 tipos de ejercicio tienen sus beneficios. Por lo tanto, alternar durante tu rutina entrenamiento de los 2 tipos, te harán tener resultados mucho más efectivos. Los entrenamientos de intervalos también son excelentes para esto. Estos entrenamientos son aquellos donde en una misma rutina alternas intervalos de ejercicios de baja intensidad (50 y 60%) y de alta intensidad (70 y 80%) Por ejemplo, si estas caminando, puedes alternar periodos de 1 a 3 minutos de caminata suave con períodos iguales de caminata más rápida o trote suave, dependiendo de tu propia capacidad. De la misma manera cuando estas realizando otro tipo de ejercicios como correr, montar bicicleta, bailar,etc. En mis clases de Zumba, combino períodos de canciones de alta intensidad aeróbica con movimientos fitness, y canciones de baja intensidad aeróbica. Otra opción es, alternar los entrenamiento aérobicos intensos como correr, bailar, bicicletas, entre otros; con rutinas de entrenamiento de fortalecimiento con ligas, resistencia o peso. El Cross fit y el entrenamiento funcional en circuito son excelentes opciones.

 Foto: Photos.com/Comstock

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos: 12

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

1 Comentario

  1. Walter B Salinas 16/07/2017

    De acuerdo. En este caso los intervalos son una excelente elección.
    Buen artículo.

    Responder

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *