Widgets Magazine

Recomendaciones para correr mientras viajas de trabajo

1

Muchos de nosotros hemos tenido que viajar por razones de trabajo o con la familia en pleno ciclo de entrenamiento. El deber llama y hay que atender el llamado, pero esa no es una razón para dejar de entrenar. Es verdad que las horas de espera en el aeropuerto, una alimentación diferente a la habitual y menores horas de sueño nos sacan de la rutina, pero todavía podemos mantenernos entrenando además de afectar nuestra salud.

A continuación comparto algunas sugerencias para evitar que esos viajes de trabajo nos saquen del entrenamiento. Espero que sean útiles.

  1. Nunca olvides tus zapatillas de correr y otros gadgets de corredores. Eso es lo primero que debes meter en tu equipaje. Aunque creas tener poco tiempo, debe acompañarte y en el primer espacio disponible serán imprescindibles para mantenerte activo. Nada peor que animarte a correr en el viaje y no tener como. Recomendamos llevar al menos un par de zapatillas preferiblemente en el equipaje de mano, así como un short o camiseta. Otro indispensable es tu reloj de monitor cardíaco para llevar registro no sólo de tus entrenamientos y tu actividad física diaria, sino de tu nivel de pulsaciones en reposo que como sabes es un indicador fundamental de tu nivel de descanso.
  2. Contrata un seguro de viajes para corredores. No dudes en contratar un seguro médico internacional para imprevistos. En viajeros es frecuente sufrir dolencias menores como gastroenteritis pero en el caso de los deportistas, los riesgos de sufrir alguna caída o lesión se incrementan. Esta inversión es indispensable y bien vale la pena prevenir.
  3. Cuida tu hidratación. Uno de los principales efectos de los viajes y cambios de rutina es la deshidratación. Realizar ejercicio en zonas con climas más cálidos provocan un aumento en la transpiración que si no es compensada con una mayor ingesta de líquido puede causar fuertes dolores de cabeza, cansancio, boca seca, etc. entre otros síntomas. Otras causas de deshidratación son la falta de humedad den aviones y trenes.
  4. Ajusta tus objetivos al tiempo disponible. Muchas veces dejamos de entrenar en un viaje porque no disponemos de una hora o pensamos que no tendremos tiempo para completar una distancia determinada. No te fijes esas barreras. Sal, corre, y haz lo que puedas. Siempre 10 minutos serán mejor que nada, 20 minutos serán mejor que 10 y así sucesivamente.
  5. Reserva un hotel con gimnasio. A veces el clima, otras el temor por correr en calles desconocidas, siempre el gimnasio será una opción segura para soslayar esas barreras. Cuando esté a tu alcance, elije un hotel con gimnasio donde puedas entrenar muy temprano en la mañana o al final del día. Recuerda estos consejos para correr en cinta
  6. Contacta grupos de corredores y rutas locales. Este será un motivo adicional para levantarte temprano y evitar el tedio y los riesgos de correr solo en un lugar desconocido. Por experiencia, la mayoría de los clubes de corredores están encantados de recibir visitantes.
  7. Participa en alguna carrera o evento local. Tal vez corres con suerte y logras participar en alguna carrera o evento de running en tu ciudad de destino.

Cuéntanos tu experiencia y hagamos crecer esta lista.

Compartir

Sobre el Autor

Economista, MSc y MBA. Consultor especializado en mercadeo e investigación de mercados y profesor del IESA. Articulista de Business Venezuela, El Universal.com y Debates IESA. Ha corrido más de 20 maratones dentro de los cuales están los “marathon majors”. Ha participado en diversas carreras de aventura y ultramaratones. En Twitter: @carlosjimenez.

1 comentario

Dejar Comentario

6249b1d8a8c4ffe30293c2fc9027b1cca0f0452e0183def83e