Buscar

Motivación

Rebecca Reuteler

Compartir

Seguir corriendo, en medio del corre-corre. Experiencia de Rebecca Reuteler en el Maratón de Berlín 2009.

Por Rebecca Reuteler:

Ser mamá, esposa y profesional no es un obstáculo, es una carrera constante. Mi esposo y yo comenzamos a correr- como deporte- desde el año 2005 pero entrenamos para maratones dos años más tarde. Nuestro debut: Chicago.


La experiencia fue contagiosa y, como picada de culebra, nos sembró la fiebre así que- ya en 2008- estábamos corriendo Nueva York; una ruta dura, pero que disfruté muchísimo. No pudimos parar. Este año, tras conversar, decidimos Berlín como destino, una ciudad que no conocíamos, y excelente excusa para ir a Europa. Sabíamos que la experiencia prometía y, con ese objetivo en la mira, nos pusimos a entrenar.


A pesar de todo el proceso que se sigue, decidir hacer un maratón era una nueva carrera emprendida, nunca un freno a otras cosas. La logística en la casa no puede variar, así que entrenamos muy temprano en la mañana para luego llevar a los niños al colegio, el trabajo del gimnasio al mediodía, y nadar en la tarde (luego de la oficina), para salir a recoger a los muchachos en sus actividades respectivas, revisar tareas, compartir en familia, comer bien y cumplir con la rutina de descanso. Familiares y amigos nos tildan de locos pero, cada vez que regresamos y les contamos cómo nos fue, terminan preguntándonos qué pueden hacer para seguir- literalmente- nuestros pasos.


Berlín 2009

El camino a la capital alemana no fue sencillo. Lesiones y debilidad en una pierna me forzaron a trabajar musculatura dos veces por semana durante seis meses, nadar tres veces a la semana para- las 16 semanas previas al maratón- entrenar junto a mi esposo, ya que la meta era: hacer menos de cuatro horas, superando lo alcanzado en la Gran Manzana (4’24’’)


Esos 4 meses de entrenamiento constaron de cuatro días de carrera, incluyendo carreras suaves, velocidad, tempo, y jornadas más largas los domingos, constituyendo así los cinco días semanales, sumando el día de descanso. Fui muy disciplinada, pero al correr el tercer largo (30kms), me comenzó a molestar el tibial de la pierna derecha y al respecto, mi terapista sugirió parar de correr. Le hice caso por una semana y continué entrenando. El dolor estuvo siempre presente pero no era tan intenso como para detenerme. Un día después de haber culminado el último trecho largo, a 15 días del maratón, no podía pisar. A partir de allí, mi preparación tuvo algunas modificaciones. Volamos a Alemania y, tras el largo viaje, la emoción previa y la atmósfera palpable fueron la recompensa. Fue primordial preparar el koala con los insumos: power gel, sal y frutos secos.


A la señal de salida, la música era maravillosa y la energía de la gente se esparcía contagiando los ánimos al calor de meses de esfuerzo. A esas alturas sabía que terminar en menos de cuatro horas era cuesta arriba, pero superar el tiempo de Nueva York parecía aún posible.


El camino estuvo maravilloso hasta el kilómetro 27, cuando mi recorrido se vio empañado por el malestar de la pierna. Unos analgésicos fueron el aliciente para continuar, sin embargo, ya iba por encima de la meta. En el kilómetro 35, la pierna ya no molestaba tanto, bajé el ritmo, y así pude proseguir al punto final. Los últimos metros los imprimí de empeño y con lágrimas en los ojos traspasé la meta. Al parar el reloj, la marca era 4’32’’23’’. No fue lo esperado, pero la euforia de haberlo logrado superó cualquier expectativa. Fui al encuentro de mi esposo en el lugar previamente acordado y lo encontré feliz disfrutando una marca de 3’59’’43’’’. ¡Él había logrado superar el reto de las cuatro horas!


A casi un mes de la enriquecedora experiencia del maratón de Berlín 2009, aún con un poco de dolor en la pierna y ocupaciones intactas, ya estamos discutiendo qué maratón será el reto para el 2010.



_______

Rebecca es Lic. en Educación con una Maestría en RRHH. Actualmente es Directora de DTA Capital Humano, empresa consultora en Recursos Humanos. Es madre de dos hijos de 14 y 18 años de edad.

Apuestas deportivas online Betway

7 Comentarios

  1. Hector Aguilera 04/10/2010

    Rebe
    Felicidades por tus 20 años de matrimonio! Son una hermosa pareja y Papas excelentes que predican con el ejemplo. Éxito en ese maratón tan difícil que es la vida y mucha diversión
    Ojalá tengamos chance de encontrarnos en alguna carrera
    Besos
    Hector Aguilera

    Responder
  2. que bella y que fajada Rebequita !! correr 42 es una hazaña y con un dolor mucho mas, te felicito, un besote !

    Responder
  3. Andres Beltran 29/10/2009

    rebe! aqui colombia! q bien q fueron a berlin! son unos duros! jaajaaj… nos estamos viendo vale! a ver si un dia, juan nos dice cual es «el gancho» jajaa, un abrazo!! saludos!

    Responder
  4. Elianna 21/10/2009

    Wow! Sra Rebecca! que emoción! y qué ejemplo a seguir para los que aún estamos en pañales! me hizo recordar mi primer maratón..

    Que orgullo de verdad!

    Felicidades, asi no hayan sido las 4 horas fue un «lograzo»!

    Ojalá nos encontremos en alguno asi ..algún día 🙂

    Muchos Abrazos!

    Responder
  5. Larian 21/10/2009

    Hola Rebecca: Te admiro mucho y cada vez que te escucho, me animo más a embarcarme en esa aventura. Ya comencé a entrenar, tengo 2 meses y cuando pienso en el trabajo, mi hija, mi esposo y la casa, te recuerdo y soy capaz de organizarme bastante bien para cumplir con todo. Felicitaciones!!!!!

    Responder
  6. Yacarlí Carreño 19/10/2009

    Excelente esta iniciativa de Soy Maratonista de presentar perfiles de gente real, con temas reales que corre porque además humaniza el ejercicio. Nos inyecta ánimos a quienes no corremos porque nos muestra, primero, que nunca es tarde para comenzar y, segundo, que no hay que ser un súper deportista, lo importante es comenzar e ir sorteandpo obstáculos como lo hizo Rebecca.
    Conozco a Carlos, conozco a Rebecca y me consta que son unos magos del tiempo y el emprendimiento. ¡Qué bueno!

    Responder
  7. William 17/10/2009

    Hola Rebeca, me parece buenisimo que aunque tengas una vida super ocupada entre tu familia, trabajo y otros compromisos consigas tiempo para hacer ejercicio, especialmente correr ya que se requiere parte del fin de semana para hacer la corrida larga de la semana (en el caso de la mayoria de los maratonistas). Aunque no hayas podido conseguir tu objetivo de menos de cuatro horas, tuvistes el animo para seguir adelante con todo y que te empezo a molestar la pierna durante la carrera. Sigue asi y estoy seguro que vas a poder mejorar tus tiempos tus maratones en el futuro.

    Estare corriendo en el maraton de Caracas (Navidad 2009). Ya he hecho varios medio maratones pero este sera mi primer maraton. El entrenamiento es duro pero estoy seguro que la satisfaccion de tan solo completar el recorrido de 42 kms valdra la pena.

    Exito y saludos

    Responder

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *