Buscar

Motivación

Tres Maratones en 30 días

Compartir

Nunca lo preparé, es decir, en tantos años como maratonista y triatleta se me han ocurrido cosas que podrían considerarse fuera de lo común pero difícilmente las hago realidad por su complejidad, a mi la vida me va poniendo las situaciones y yo decido si las aprovecho o no, como en 2012 cuando andaba preparando el Ironman de Niza a donde iría con unos alumnos y aprovecharía para competir en junio de ese año, tres meses antes del gran día surgió un patrocinador que buscaba recaudar fondos para una fundación y me invitaron a participar en el Ironman de Saint George (Utah) en el mes de mayo, apenas un mes antes del que es considerado uno de los triatlones más duros del calendario Ironman por sus difíciles y eternos ascensos. No estaba planeado pero así salió y estuvo bien. Hay atletas que se reirán de mi y dirán que no es para tanto pero para mi fue una gran hazaña lograr dos Ironman con tan poco tiempo entre los dos y eso es lo más importante.

Para las tres maratones en 30 días pasó algo similar, básicamente yo sólo tenía clara la primera de ellas en Allentown (Pensilvania)¿La razón? El día de su realización, el 13 de septiembre del año en curso, era el último en el calendario para hacer la marca mínima de clasificación a la anhelada maratón de Boston 2016 y yo, luego de constantes y repetidas lesiones y carreras fallidas, no había logrado hacer una carrera decente que me permitiera inscribirme. A esto hay que sumarle que uno de mis alumnos más apreciados iba por su 4to intento consecutivo por la dichosa marca y yo le había prometido que lo iba a acompañar para cerciorarme de que en esta oportunidad sí recibiera el esperado correo titulado “Boston Marathon Confirmation Of Entry Aceptante”. Así las cosas, mi carrera era el 13 de septiembre; sin embargo en el camino, mis patrocinadores de adidas Latinoamérica me confirmaron el premio como mejor Super Runner adidas 2013 sería el de asistir a la maratón de Berlín que se llevaría a cabo el domingo 27 de septiembre, apenas dos semanas después de mi primer objetivo. Intentaría entonces ir por una primera carrera que me diera el tiempo justo para la clasificación, de manera que me quedaran fuerzas para intentar una marca personal en Berlín, carrera que con merecida fama se precia de ser una de las más rápidas del mundo. Todo estaba decidido cuando la misma marca pero a nivel local, me pide que asista a la Maratón de Buenos Aires como entrenador de los seis mejores corredores del programa que dirijo llamado adidas Energy Team y ante la promesa que hice el año pasado de no esperar nunca más a nadie en una carpa tomando café y comiendo galletas, no sólo acepté sino que me inscribí a la carrera a la que supuestamente iría de acompañante nada más. Quedé así de cara a un nuevo y verdadero reto: correr tres maratones en el transcurso de 30 días con apenas 2 semanas de recuperación entre una y otra.

¿Qué es lo difícil? Cuando estas entrenando para una maratón, usualmente tienes el pico de carga faltando tres semanas para el evento, luego de eso el volumen empieza a disminuir al punto que en la semana pre competencia apenas se sale a la calle para cumplir con unos pocos kilómetros. Esto quiere decir que cuando llega la 3era maratón (un mes después de la primera)  el pico de carga fue 7 semanas atrás, demasiado tiempo como para creer que ese volumen te servirá en el último evento. Aparte, luego de los primeros 42k tienes que recuperarte de la mejor manera posible, esto quiere decir que no corres más de 30 o 45 minutos cuando te dejen las piernas pues el dolor muscular puede incapacitar a un corredor hasta tres días después de la competencia. Cuando por fin logras salir a la calle parece que te hubieran agarrado a golpes y hay que hacer lo necesario para moverse ya sea nadando, en bicicleta o en elíptica, entre otras, no sólo para relajar un poco los músculos y hacer que el ácido láctico acumulado se mueva, sino para que no empieces a ganar peso pues tu metabolismo sigue a mil pero tu gasto calórico se ha reducido de una manera tal que es muy fácil llegar con unos kilos de más al siguiente evento. Esta situación empeora después del segundo maratón, el dolor en las piernas ya no se limita a los días posteriores sino que en el evento mismo ya sientes cada zancada como un rodillazo en cada cuadricep. Por otra parte la vida continua, el trabajo no cesa, las madrugadas siguen y el escaso sueño dificulta todo. Evidentemente la recuperación no se logra en su totalidad y es necesario, no sólo ayudarte con masajes profesionales sino que hace falta emplear todo el arsenal de fortaleza física y mental para llegar a la meta en buenas condiciones y dentro del tiempo propuesto que en mi caso era el de promediar tres horas en cada una de las carreras para un total de 9 horas corriendo en los tres domingos. Éste último fue un reto adicional que no hacia falta pero que sin duda evitó que me relajara con el lugar común que predica “lo importante es terminar”. Y es que una cosa es salir a cumplir la distancia cada dos semanas, y otra muy diferente es intentar correr por debajo de 4min 15segs durante casi 127 kilometros. Tal vez ahí estuvo la gracia y la motivación de las tres carreras:

will via

Lehigh Valley Via Marathon. Allentown Pensilvania (EEUU) Septiembre 13. Tiempo: 3 horas 7 minutos

www.viamarathon.org

La carrera más tranquila, con buenas sensaciones en un clima con algo de humedad y con un terreno inestable y blando que hacía la carrera un poco más difícil de lo prometido; sin embargo ahora considero que ese terreno blando me cuidó para no quedar tan maltratado. Cansado sí pero no con los dolores típicos después de un evento a marcha forzada. Se logró la marca mínima para Boston tanto para mi como para mi pupilo lo cual deja el 100% de los objetivos cumplidos y el primer evento felizmente realizado con la certeza de que intervenir en un logro de esta índole brinda más satisfacción que una victoria, victoria que entre otras cosas se dio pues logré el primer lugar entre los corredores de más de 40 años.

will berlinBerlin Marathon (Alemania) Septiembre 27. Tiempo: 2 horas 52 minutos

www.bmw-berlin-marathon.com

Una de las mejores maratones del mundo merece dejar el alma en su asfalto y así lo hice. Desde el comienzo las piernas no iban como quería, el ritmo buscado era de 3min 50segs por km buscando estar hacia las 2 horas 45 minutos en meta pero el esfuerzo para mantenerlo era demasiado, busqué entonces a un “pacer” que me ayudara con el ritmo mientras yo procuraba simplemente aguantar el paso y finalmente lo conseguí hacia el kilómetro 6. Un corredor francés con exactitud de reloj suizo que me llevó no sin esfuerzo hasta el kilómetro 30 en donde él se despidió y yo empecé un viacrucis que pareció eterno. 12 kilometros intentando no subir el ritmo de 4:30 por km sin mucho éxito. Al final un tiempo decoroso que me dejaba con la satisfacción de haber intentado un tiempo mejor.

will bsasMaratón de Buenos Aires (Argentina) Octubre 11. Tiempo 3 horas 4 minutos

www.maratondebuenosaires.org

En un evento en el que estaba más de trabajo que por mi, decidí relajarme en cuanto a la carrera. También esta me lo permitía al ser mi cuarta maratón de Buenos Aires consecutiva sintiéndome como en casa, con amigos y conocidos por doquier. Gente linda alentando y pendiente de que mi cuerpo no protestara (La verdad es que ese era mi mayor temor) pues en cualquier momento él decide no ir más y no lo hace, me ha pasado y no es para nada agradable así que había que ir con calma. Decidí acompañar a cuatro alumnos que iban por una marca final de 3h 05m o menos y los acompañé a un ritmo de 4m20s por kilómetro hasta la media maratón, justo a la entrada de Puerto Madero, ahí empezó mi carrera en solitario por los 21 kilómetros más difíciles de los recorridos en éste mes. Con sensaciones de montaña rusa en donde me podía sentir espléndido o de muerte, con tramos en solitario y con un viento implacable que pasaba factura. Con gente que te pasa en excelentes condiciones o gente que pasas al borde del colapso. Los últimos kilómetros los hice creo con la fuerza y la experiencia acumulada en estos 25 años corriendo. Creo que gemía del dolor y del cansancio en los últimos metros, y digo “creo” porque no recuerdo nada muy bien hasta cuando el narrador del evento mencionó mi nombre en la meta y me di cuenta de que lo había logrado. Apenas unos pocos minutos por encima de ese ridículo objetivo que me propuse y por el cual estoy supremamente orgulloso pues gracias a eso hoy tengo alumnos que corren más, sin obstáculos, sin excusas, con verraquera como decimos en Colombia, creo que al final ese era mi propósito.

Como dije en las redes sociales, con los años aprendes a ver los retos de otra forma, los cambias y así asimilas más fácilmente que eres una persona diferente a la de hace unos años, por mi parte ahora tal vez no soy tan rápido pero aguanto situaciones que hace un tiempo eran impensables. Tal vez ahora me siento más feliz haciendo a un lado la simplicidad de mejorar un tiempo (Aunque siempre estará ahí esa variable imposible de desligar de la competencia) y ahora pienso en cómo le dejo una enseñanza a mis hijas o en cómo doy un ejemplo a mis alumnos

Para terminar vale la pena mencionar que éste tipo de logros personales no son individuales como pueden parecer, hay gente detrás, hay una esposa paciente y amorosa, una hija que te quiere ver ganar, una marca que te apoya en todo y confía en que cada paso que das es el correcto y unos alumnos que se convierten en amigos al sacrificar el hecho de tener al coach siempre con tal de que cumpla sus sueños. Para todos ellos va un “Gracias Totales!!!” Así, a lo Cerati, tal cual lo dijo él en la ciudad de la última meta cruzada.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Apuestas deportivas online Betway

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *